Publicidad
7 Sep 2021 - 2:59 a. m.

Reencuentro

Por diferentes motivos no vi a tres de mis hijos (tengo cuatro) durante tres largos años, ellos viven fuera de Colombia y como es natural me hacen una falta inmensa la que se refleja en mi estado de ánimo, en lo físico y naturalmente en lo emocional.

Después de un largo tiempo sin compartir con ellos físicamente, pues existen las video llamadas y los chats, (que son muy buenas herramientas) y las uso con ellos desde que no vivimos juntos. Valga la verdad ayudan enormemente, tanto a mí como padre como a ellos en su rol de hijos. Tuve la fortuna de compartir con ellos unos días muy especiales e inolvidables durante los que vi como cada día son más grandes intelectual, emocional y físicamente entre otras características. Claro, me da una tristeza enorme no poder verlos todos los días, pero a la vez me dio mucha satisfacción encontrarlos bien en muchos aspectos. Se están desarrollando en diferentes áreas y quiero poder darles unos buenos consejos que les sirvan para lo que se vendrá más adelante en sus vidas.

Lo que más me impresionó es ver como maduran, como se desarrollan. Le doy gracias a Dios por cuanto no están en problemas, son unos jóvenes juiciosos y orientados, claro como todo joven, se enfrentan con las diferentes opciones que nos da la vida, pero es apenas natural que así sea y tengan que encontrar su propio destino, el cual los llevará a alcanzar sus metas. Ya en el camino se darán cuenta que no es tan fácil acertar. Educarlos bien es supremamente importante y nadie nos enseña eso tan relevante en la vida, es por esa razón que muchas veces nos equivocamos y no siempre sabemos cuál es la mejor manera de corregir un error, pues no existe un manual sobre la manera de educar correctamente.

Gracias a Dios están muy bien, veo que aun con todas las situaciones que viven, están enfocados en lo importante y esto les da paz mental y espiritual. Naturalmente unos van más adelante en diferentes asuntos, pero ya es clarísimo que todos lograrán sus metas y se nivelarán. Ellos viven en un hogar de padres separados y esto hoy en día es más llevadero, pues en Estados Unidos la tasa de divorcios es del 50%. No es fácil, pero es bastante mejor a vivir que en un hogar que no funciona. De otro lado, si en EEUU la mitad de los hogares lo vive, no es algo anormal como sí lo era hace algunos años.

Albert Einstein sostenía que el ejemplo no es la mejor manera de educar, sino la única. Es cierto, pues en más de una ocasión nos equivocamos, los padres ven que ese no es el camino adecuado y generalmente toman otro afortunadamente. Muy seguramente algunos lectores se preguntarán la razón de escribir sobre un tema tan personal, pero aun cuando lo es, muchos también se enfrentan día a día al dilema de si lo están haciendo bien y creo que compartir esta experiencia tan positiva con mis hijos puede ayudar algunos progenitores a darles tranquilidad, también a los divorciados y los que lo serán.

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

Reencuentro