25 Nov 2021 - 5:30 a. m.

El “nacionalridiculismo” de la Policía Nacional

Después de las expresiones “nacionalridiculistas” de la Policía Nacional, la semana pasada, en un evento en Tuluá, volvieron las referencias al libro clásico Colombia nazi, de Silvia Galvis. Cada tanto alguien se acuerda de que lo tiene por ahí en la biblioteca, lo desempolva y lo pone a circular por las redes; cada tanto, es decir, cada vez que a alguien se le ocurre ponerse expresivo con manifestaciones de nazismo tropical. Hubo también, a modo de antecedente, referencias a un acto ocurrido en Cali en febrero de 1935, cuando se les rindieron honores oficiales a un montón de nazis que llegaron en barco por el puerto de Buenaventura, quienes incluso pusieron un arreglo floral a una estatua de Simón Bolívar.

Nos gusta entender la historia como se entendió por mucho tiempo: en su condición de maestra de la vida. Y, cuando ocurre algo, nos encanta hacer alarde de originalidad sacando situaciones del pasado que demuestran que lo que ahora llama la atención en realidad no es tan original, que no es inédito o por lo menos que el pasado traído al presente sirve para mostrar los prolegómenos de lo que ahora ocurre, en esa obsesión por el génesis que también habita a la humanidad. A quienes les gusta hacer comparaciones rápidas habría que decirles algo evidente: que son diferentes momentos. La historia siempre se escribe cuando sabemos lo que ya ocurrió, de modo que es imposible que todo proceso de elaboración del relato no esté influenciado por los resultados conocidos.

Comparte: