Publicidad

Colombia y la globalización del fútbol

Jorge Tovar
25 de marzo de 2024 - 02:00 a. m.
Néstor Lorenzo celebra el triunfo de Colombia contra España.
Néstor Lorenzo celebra el triunfo de Colombia contra España.
Foto: AFP - BEN STANSALL

Néstor Lorenzo, invicto con la selección de fútbol de Colombia, convocó solo a jugadores “foráneos” para los partidos contra España y Rumania. Poco importa que previamente haya derrotado a potencias como Alemania y Brasil; parte de la prensa nacional se le vino lanza en ristre: “¿Cómo es posible que no haya convocado jugadores de la liga doméstica?”.

La respuesta, sencilla, la dio Lorenzo: el nivel actual del torneo es bajo. Los números lo corroboran. La edad promedio del top seis de goleadores en Colombia es de 32,5 años. Los seis primeros incluyen a Córdoba (20 años) y Yeison Guzmán (26 años). El promedio de los otros cuatro es de 37 años. Poco más que agregar.

Más allá del patriotismo desmedido, llama la atención la falta de objetividad de cierta crítica y ese aparente afán por volver al pasado, cuando solo se era seleccionable si se disputaba la liga doméstica.

La historia, para bien, ha cambiado. El mundo de fronteras cerradas, de privilegio artificial a lo que se produce dentro de las fronteras, aquel estado estático añorado por ciertos sectores ideológicos es cosa del pasado. Actualmente no pasa lo que antes era moneda común.

Quizás el caso más significativo de la historia del fútbol sea el de Argentina en el Mundial de Suecia en 1958. En lo que entonces se denominaba Campeonato Sudamericano, disputado en Perú en 1957, Argentina arrasó. Los carasucias, una delantera de ensueño compuesta por Corbatta, Maschio, Angelillo, Sívori y Cruz, marcaron 25 goles en seis partidos. A Colombia le metieron ocho y a Brasil, tres.

Tras la victoria ante Brasil, Argentina era campeón. Cuenta la historia que salieron a celebrar, compartieron con algunas distinguidas damas que les presentaron en la playa y perdieron el último partido ante Perú 2-1. Heridos en su orgullo, organizaron un partido de revancha. En esta ocasión, Argentina ganó 4-1.

Aquel equipo era máximo favorito para ser campeón del mundo en Suecia. Tentados por las ofertas italianas, Angelillo se fue al Inter, Maschio al Bologna y Sívori a la Juventus. Por defecto, era la costumbre, Argentina no llamaría a ninguno de los tres ídolos del 57 a disputar la Copa del Mundo en Suecia.

Aún así, Argentina era campeona de América, y clasificó con claridad. Era favorita a conquistar su primer título mundial. Así, al menos, lo creían en Argentina. Consecuentemente partió de Buenos Aires ante los vítores de miles de compatriotas. Aunque marcó primero, perdió 1-3 con Alemania y ganó luego a Irlanda del Norte. Para McIlroy, jugador norirlandés, los argentinos eran “un poco de hombres gordos y bajitos con barriga, que nos sonreían, al tiempo que saludaban a las chicas en la tribuna”.

La debacle llegó en el tercer partido: 6-1 les empacó Checoslovaquia. Volverían a Buenos Aires bajo una lluvia de monedas y la crisis tardaría décadas en superarse.

La historia está para aprender de ella. A la selección deben ir los mejores. Siempre. Hoy ninguno juega en Colombia. Felicitaciones a Lorenzo por convocar a los mejores, sin importar de dónde vienen.

 

Miguel(97962)25 de marzo de 2024 - 01:37 p. m.
No creo en la mediocridad del torneo colombiano. En ese torneo se forjan los nuevos jugadores y, como consecuencia, los mejores son contratados por equipos del exterior. Unos van a grandes equipos, otros a equipos medianos. Allá adquieren experiencia, nombre y riqueza. Los equipos locales se arman con veteranos y algunos jovenes. Los equipos locales venden para mejorar sus ingresos y poder pagar salarios aceptables a sus jugadores.
  • Miguel(97962)25 de marzo de 2024 - 01:45 p. m.
    El periodismo colombiano , nutrido por gente que alcanza prestancia por su constante pose de profundos conocedores, no contribuye mucho al surgimiento de nuevas figuras. Ellos, frente a los jovenes, se dedican a aplicar su sabiduría en descubrir lo que estos muchachos no tienen. Creo que que los sabiondos del futbol le hacen mal a este deporte, lo mismo que unos directivos atornillados en sus cargos.
Yimmy(68264)26 de marzo de 2024 - 12:57 a. m.
Muy interesante !
Carlos(92784)25 de marzo de 2024 - 11:12 a. m.
Mediocre es un término suave para definir el torneo de fútbol local. Recuerdo por citar un solo ejemplo al Deportivo Cali de los setenta con seis titulares en la Selección Colombia : Zape , Caicedo, Escobar , Calero , Arboleda y Umaña. Hoy día ???
Luis(4156)25 de marzo de 2024 - 05:35 p. m.
El torneo colombiano no es mediocre, es malísimo, miremos las competencias internacionales de los equipos del fpc.
Luis(19160)25 de marzo de 2024 - 09:50 p. m.
Que se puede esperar de la liga colombiana donde su mayor dirigente el sr Bedoya anda preso en USA y sus sucesores acusados de reventa de boletas en las eliminatorias de 2018. De ahí para abajo nada bueno se puede esperar
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar