Publicidad
19 Nov 2021 - 11:17 a. m.

Empeñando el 2022

Camilo Vega Barbosa

Camilo Vega Barbosa

Periodista Economía

El 2021 será el año de estrenar y el 2022 de pagar. Hay un fuerte espíritu consumista que ronda el país, y se ha encarnado en los tres días sin IVA que se aprobaron en la pasada reforma tributaria. Aunque el Gobierno los vende como políticas de reactivación, tan solo se estaría empeñando el crecimiento y el bienestar de los hogares del próximo año.

También te puede interesar: Recomendaciones digitales para comprar y vender seguro en el día sin IVA

El PIB colombiano creció 13,2% en el tercer trimestre de 2021, superando las proyecciones de los analistas. Sin embargo, este reporte confirmó que el grueso de la recuperación de la economía se debe por la demanda interna, que aumentó en 16,8%, y por el gasto de los hogares que creció 20,2%.

El Gobierno es consciente de este fenómeno, por esto, ha reforzado sus campañas en torno a los días sin IVA. Esperan que la exención del 19% impulse el efecto multiplicador que tiene el consumo dentro de la economía colombiana. Es decir, quieren sacarle todo el jugo que puedan a los hogares. Pero, ¿cómo se financiará este gasto?

De acuerdo con BBVA Research el dinamismo del consumo de este año se debe al ahorro que los hogares acumularon durante los momentos más fuertes de confinamiento. Y se rompieron las alcancías a lo grande: el ahorro pasó de $85 billones en 2020 a $13 billones durante el primer semestre de 2021 (según BBVA Research). Entonces, para este punto los hogares no cuentan con mucho de estos excedentes para comprar en el día sin IVA.

También te puede interesar: El día sin IVA no es para endeudados

Por esto, no sorprende que el reporte más reciente de Raddar advirtiera que parte del gasto que hacen los hogares mes a mes se viene apalancando en las tarjetas de crédito. Tan solo en septiembre de 2021 la colocación de créditos (en los hogares) creció 66 %.

Esto significa que el endeudamiento será predominante en los próximos días sin IVA. El año terminará con un repunte del consumo y del comercio, pero será una prosperidad a debe que se reflejará en 2022. El lastre de los intereses impactará el bolsillo de los hogares por al menos el primer trimestre del próximo año.

Pero hay más. Los días sin IVA profundizará un fenómeno que surgió hace meses: esta semana Camilo Herrera, presidente del Grupo Raddar, alertó en un artículo de El Espectador que la inflación, el alza de tasas de interés y el temor a un nuevo aislamiento está llevando a que los hogares anticipen el gasto del 2022.

Entonces, el gasto de los hogares, que tanto contribuyó a la economía en 2021, ya no tendrá el mismo poder. Por un lado, porque este año le robó parte del consumo al 2022, y porque los colombianos enfrentarán mayores costos de deuda.

Ya no se puede depender del gasto, se debe cambiar la estrategía de crecimiento. Analistas, como los del BBVA Research, destacan que en adelante el liderazgo de la recuperación caerá en las mejoras del mercado laboral y la mayor producción interna. Un relevo justo, los hogares ya hicieron mucho.

@camilovega0092; jvega@elespectador.com

Recibe alertas desde Google News