Publicidad

Errores, errores y más errores

Juan Carlos Botero
09 de junio de 2023 - 02:05 a. m.

Con sólo 10 meses de gobierno, lo que más sorprende es la cantidad de errores cometidos por Gustavo Petro. Y lo peor es la cantidad de errores gratuitos, innecesarios y autoinducidos.

Obvio: todo mandatario, por capaz que sea, comete errores. Y Petro tiene una oposición alerta e implacable que examina con lupa cada acto del Gobierno, lista a magnificar y a celebrar los tropiezos. Pero eso no exime de responsabilidad al presidente de sus propias embarradas.

Y han sido demasiadas. Incluyendo muchas de estrategia. El presidente fue elegido para realizar un cambio en el país, urgente y necesario, y más debido a los niveles de pobreza y violencia que prevalecen en Colombia. Para lograr ese cambio Petro propone una serie de reformas, y dejando de lado si estas son buenas o malas, si mejorarán o empeorarán la vida de los colombianos, ¿el presidente cree que la mejor forma de pasarlas es satanizando a los medios, a las cortes, al Congreso y a los organismos de control del Estado? ¿Llamando a marchas callejeras?

Han prevalecido errores de política económica. Porque una cosa es combatir el cambio climático y otra muy distinta es que un país se suicide. Nos guste o no, los ingresos nacionales dependen en su mayoría de los hidrocarburos y el manejo que el presidente le ha dado a este tema ha sido caótico; un día los ataca y otro día los defiende, creando confusión en el sector y asustando a la inversión extranjera.

Han prevalecido errores de trato humano. ¿Acaso es acertado nombrar ministros y no recibirlos una sola vez antes de despedirlos a través de los medios, como pasó con la exministra de Cultura? ¿O despedir a figuras ilustres sin explicación y mediante su jefe de gabinete? Muchos de esos funcionarios, ofendidos, terminan tarde o temprano de enemigos, y todo por un trato injusto, inmerecido e innecesario. Se espera más del jefe de la Colombia Humana.

Han prevalecido errores familiares y de nombramientos. El presidente toleró la rueda suelta de su hermano, visitando presos en las cárceles y dotado de una agenda turbia y secreta que hoy investiga la Fiscalía. A la vez permitió los excesos y desatinos de su hijo. Y también toleró abusos de varios colaboradores cercanos. Asombra comprobar lo mal rodeado que está el presidente. Que una chica tan joven y sin experiencia como la exjefe de gabinete, Laura Sarabia, acusada por las famosas chuzadas, ostentara tanto poder en la Casa de Nariño era una crisis anunciada. Y ni hablar de personajes tan íntimos y tóxicos como Armando Benedetti.

Han prevalecido errores de agenda y de conducta. Llegar tarde a todo. Dejar metidos a empresarios, alcaldes y filántropos. Dejar plantado al presidente de Francia. Escribir docenas de trinos diarios, sin tiempo de verificarlos y sin un asesor de medios que los filtre y corrija.

Y ha prevalecido el mayor error de todos: no reconocer los errores. Si algo sale bien, el presidente lo reclama como fruto de su liderazgo. Pero si algo sale mal, la culpa siempre es de otro: la prensa, los neoliberales, los corruptos o quienes, según él, desean darle un golpe de Estado, blando o duro. Presentarse como víctima ayuda a eximir al mandatario de toda responsabilidad por sus errores. Pero esa excusa no es válida en un jefe de Estado. Y tampoco sirve de nada.

Es apenas otro error.

@JuanCarBotero

Temas recomendados:

 

Nautilus(os9iw)10 de junio de 2023 - 01:56 a. m.
Una descripción ajustada a lo que ha sido este gobierno improvisado, desordenado y caótico. Nada le sale y a punta de trinos gobierna. ¿Por qué no se concentra en gobernar en lugar de cazar peleas? Su gobierno ha sido una decepción en lo que lleva, cada vez se cumple con más acierto lo que dijo Alejandro Gaviria de lo que sería su gobierno y no se ha equivocado.
Pablo(42948)10 de junio de 2023 - 01:24 a. m.
Que columna tan alejada de la realidad. Petro ofreció unas reformas y lo está haciendo. Un ministra firmó serie de contratos leoninos posiblemente corruptos y de inmediato la destituyó. Una ministra de las que ustedes los periodistas corruptos apoyan se robó 70 mil millones y el presidente de la época no la destituyó ella renunció y eso es lo que a ustedes les gusta. No hemos conocido el primer acto de corrupción del gobierno de Petro. Este es un solo ejemplo. Usted debería respetar.
Daniel(rvd59)09 de junio de 2023 - 11:42 p. m.
El presidente se ha tenido que poner a la defensiva frente a tanta embestida por parte de la prensa y de sus rivales políticos. Muchos errores son innegables y esa fea manía de llegar tarde. Lo que no se puede negar es que sigue para adelante con las prometidas reformas, que hay avances sociales y que en diez meses ya se han conseguido algunos logros. Lo importante es que se pueda lograr el cambio, los escándalos son lo de menos, ya que muchos los disfrutan.
Gonzalo(69508)09 de junio de 2023 - 10:54 p. m.
Antonio Caballero, a través de una genial caricatura publicada en la revista Alternativa en el año 1974, sostenía que cada presidente de este país era peor de malo que el antecesor; no se equivocó.
Rosalba(85570)09 de junio de 2023 - 10:46 p. m.
Muy acertada e indiscutible la apreciación de Juan Carlos Botero acerca del verdadero caos en que se esta enredando el presidente Petro y tristemente creado por el mismo. Comenzó u gobierno con muchos apoyos y expectativas que una gran numero de colombianos celebramos , pero se ha dedicado a destruirlas innecesariamente: Se le ha magnificado la arrogancia y la capacidad de creerse sabio en todo, tapando cada error con otro mas grande y echándole la culpa al que pueda y creando peligrosos odios.
  • Aquiles Brinco(jhlcb)10 de junio de 2023 - 12:36 a. m.
    Incontrastable comentario, el de Rosalba(85570)
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar