Publicidad

Queramos o no, el cambio climático tiene sus costos

Juan Pablo Ruiz Soto
08 de agosto de 2023 - 09:05 p. m.

Desde hace varios años, la ciencia nos viene advirtiendo sobre la necesidad de cambiar nuestro comportamiento para evitar que la temperatura suba más allá de 1,5 grados centígrados. Sin embargo, todos nos hemos hecho “los de los oídos sordos”. Aunque todos decimos “que sí, que hay que cambiar”, en términos generales, casi todos seguimos haciendo más de lo mismo. Ahora, la magnitud de los climas extremos evidencia los costos de la inacción y la necesidad de cambiar. Hay que hacer ajustes en nuestra vida cotidiana que modificarán nuestras formas de vivir.

Si no cambiamos, tendremos que asumir mayores costos. Debemos tener claridad: el cambio climático generará costos netos, que variarán según tomemos o no medidas para disminuir su magnitud.

Los costos ya se están manifestando en pérdidas de vidas humanas, además de las económicas y sociales. Pérdidas que siempre terminan afectando más a los países más pobres del planeta, que tienen menos recursos para tomar medidas de adaptación, y en estos países, a los más vulnerables, los grupos más pobres de la población. El cambio climático tiende a aumentar las diferencias en oportunidades y calidad de vida entre países y grupos de población; por lo tanto, aumentará la presión de los flujos migratorios de los países pobres a los países ricos.

En Colombia ya observamos la destrucción de valiosa infraestructura de puentes y carreteras asociadas a deslizamientos masivos de tierra ocasionados por lluvias torrenciales. Simultáneamente, aun cuando esto no hace noticia; en múltiples lugares de nuestra geografía se han afectado los suelos agrícolas por ocurrencia, a menor escala, de deslizamientos de tierra en las fincas. En todo el territorio, por inundaciones y sequías extremas, se pierden cultivos. Mientras unas zonas son azotadas por lluvias extremas, otras cercanas sufren por sequías. Al decir del campesino, “el clima enloqueció, ya no se sabe cuándo sembrar ni si será posible cosechar”.

Sigue a El Espectador en WhatsApp

De acuerdo con el artículo “El cambio climático antropogénico ha frenado el crecimiento de la productividad agrícola mundial” (Nature, abril 1/2021), la caída en la productividad agrícola entre 1961 y 2021 fue del 21 %. Nuestro propósito de autoabastecernos de alimentos enfrentará dificultades adicionales por el cambio climático, potenciado negativamente por el deterioro de nuestras cuencas hidrográficas y por el bajo nivel de inversión en la adaptación y en la adecuación de tierras para disminuir el impacto de los climas extremos.

Mientras afrontamos nuevos y grandes costos, todos los países tenemos que hacer grandes inversiones, de manera simultánea, para cumplir con el Acuerdo de París. Debemos multiplicar en el corto plazo el uso de fuentes de energías renovables y archivar las termoeléctricas a carbón; proteger las tierras costeras de la elevación en el nivel del mar; adecuar la infraestructura de carreteras y puentes para que resistan los nuevos picos de crecientes asociadas a lluvias cortas y torrenciales; adecuar la infraestructura urbana y el diseño de casas y edificios para soportar vientos huracanados y bombas súbitas de agua que recorren calles y tapan los drenajes. Estas son solo algunas de las cosas que tenemos que hacer. La tarea es inmensa y el reto crece. En el corto plazo tenemos que tomar medidas contundentes y costosas. Más vale prevenir que curar. Ya es tarde para prevenir todo, pero es más costosa la inacción que la acción. ¡Hay que actuar y cambiar ya!

Sigue a El Espectador en WhatsAppSíguenos en Google Noticias

 

Felipe(94028)9 Aug 2023 - 10:36 p. m.
China emite la cuarta parte de los 40.000 millones de toneladas de CO2 que cada año van a la atmósfera. Entre China, India y USA, casi la mitad. El articulista debiera dirigirse a Xi Jimping, Modi y Biden, si consigue que reduzcan un 10% sus emisiones, eso será un millón de veces más que si nosotros las reducimos un 50%.
  • Juan(69262)9 Aug 2023 - 11:01 p. m.
    Adaptarnos a una nueva realidad es lo único que podemos hacer. Ellos no cambiarán sus modelos de desarrollo ni limitarán a las compañías productoras de combustibles fósiles.Como nos adaptamos? Es la pregunta
MAE(2557)9 Aug 2023 - 7:33 p. m.
La situación amerita medidas drásticas ya que estamos prácticamente en el punto de no retorno, por eso el uso de combustibles fósiles debe ser altamente limitado , el uso del vehículo particular más restringido y de altos impuestos.
oscar(08177)9 Aug 2023 - 9:02 p. m.
Nosotros emitimos el 0.40% del carbono a nivel mundial, los que se deben poner las pilas son los paises mas contaminantes como La India y USA, ese es un cuento de los frenéticos ambientalistas de este pais, para acabar con la explotación del petroleo y del carbón, causa hilaridad que nuestro presidente trate de hacer mesianismo internacional con sofismas ambientalistas-
Alfredo(08585)9 Aug 2023 - 12:46 p. m.
Algunas acciones cotidianas para ayudar a mitigar el cambio climático: Reducir el consumo de carne y lácteos, utilizar transporte público o medios de movilidad sostenibles, ahorrar energía apagando dispositivos, reciclar y reducir el uso de plásticos desechables, así como apoyar productos y prácticas eco-amigables, son medidas simples pero efectivas. Cambios en la dieta, transporte y consumo de energía...
Yesid(xq8m1)9 Aug 2023 - 1:45 p. m.
El estilo de vida que se ha enseñoreado durante tantos años, casi imposible de cambiar, es intrínseco al sistema de producción predominante a nivel mundial, el cual se sostiene sobre las columnas educativas. ¡No es posible que la educación ambiental atraviese toda la estructura educativa a nivel mundial que daría esperanzas en la solución, pues estaría en contra de ese status quo económico! Vivimos la crónica de una muerte anunciada mundial. Desafortunadamente, para las generaciones venideras.
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar