Publicidad

Protagonista y antagonista

Lariza Pizano
24 de septiembre de 2023 - 02:00 a. m.

“Aquí en Nueva York, decenas de miles de personas salen a exigir una descarbonización más rápida de la economía. En Colombia marcharemos por la vida este 27 de septiembre”, dijo el presidente Petro ante la Asamblea de las Naciones Unidas. Y sorprendió a los diplomáticos. ¿Un gobierno invitando a marchar por su propia agenda? ¿Un gobierno convocando a los activistas para que defiendan sus causas ante el Estado? No deja de ser raro.

Pero es así: desde el Gobierno, Petro promueve movilizaciones para clamar por las mismas causas que lo eligieron. Se olvida de que la movilización real ya sucedió en junio del año pasado, cuando 11,2 millones de votos lo eligieron. Esos millones eligieron a Petro como el protagonista de la historia para impulsar esas causas, pero él sigue otra lógica y aún se proyecta como antagonista. “Nos movemos por los derechos de las gentes, nos movemos por Colombia potencia mundial de la vida”, trinó.

Desde las instituciones siempre es clave respaldar a quienes defienden derechos: hacer presencia en las marchas LGBT, acompañar a los habitantes de San Andrés que defienden su soberanía o a quienes claman porque pare la violencia. Pero una cosa es que el Ejecutivo apoye a la sociedad civil y otra que quiera suplantarla para plantear exigencias frente a sí mismo. Algo así, pero sin marchas, trató de hacer Álvaro Uribe en sus 305 consejos comunitarios.

Conducir a un colectivo implica ordenar, planificar, gestionar, sacar adelante, destrancar, acelerar, liderar y ejecutar. En un país carente de Estado, Petro tiene todo para que la institucionalidad defienda la vida, el ambiente, la paz, la diplomacia armónica y la autoridad empática. Un gobierno se elige para gobernar.

Exceptuando a los ministros de Hacienda, Justicia y Comercio, y al director de Planeación, el resto del gabinete parece estar más comprometido con la movilización que con la gestión. Así como se vio en marzo, cuando el presidente clamó a la sociedad movilizarse para impulsar las reformas, o en mayo, cuando invitó a la ciudadanía a defender la causa del trabajo digno. Parte de esa movilización la canalizó el Gobierno para darles un mensaje a los parlamentarios, olvidando que la gobernabilidad depende más de su gestión, también frente al Congreso, que de la gente. Bien lo dicen los escritores: el cuento no se trata solo de conquistar a la doncella, sino de cómo hacerlo.

Recientemente el ministro de Minas invitó a los usuarios a organizarse para pedir (¿a quién?) justicia en las tarifas, y el mismo mandatario avisó que se tomará tres localidades de Bogotá para acompañar. Antes había decretado la movilización campesina para promover la reforma agraria. Expertos en esta causa también lo criticaron por querer ser arte y parte: “Sugiero quitar la palabra movilización del decreto, porque su promoción no es tarea del Estado, sino de la sociedad campesina”, anotó el académico Alejandro Reyes en este diario.

Petro siempre ha sido un gran opositor, pero al sobreponer la movilización a la gestión pareciera que se le olvida que ahora encarna al Estado. En este momento debe jugar a ser el héroe de la historia, y más de 11 millones de votos deberían ser suficientes para asumir ese rol en este cuento.

Lariza Pizano

Por Lariza Pizano

Politóloga de la Universidad de los Andes, académica y especialista en política colombiana.

 

Luis(cayo3)29 de septiembre de 2023 - 02:17 a. m.
Tampoco compartimos una reforma laboral que sólo va a beneficiar a un 5% de la fuerza laboral del país y que a todas luces es más la respuesta a un pliego de peticiones de las centrales sindicales. Mayores costos laborales sin acordar mecanismos para mejora de la productividad cuyo nivel es muy bajo en Colombia es reducir la competitividad de las empresas y sacrificar fuentes de empleo.
Luis(cayo3)29 de septiembre de 2023 - 02:14 a. m.
Compartimos la necesidad de facilitar el acceso a la pensión de jubilación de manera universal, pero ello pasa primero por la generación de empleo y la formalización laboral. No es justo que quienes hemos estado en la economía formal debamos tribuitar más para corregir un problema que tiene un camino claro y definitivo: generar oportunidades laborales formales para todos..
Luis(cayo3)29 de septiembre de 2023 - 02:11 a. m.
Los colombianos compartimos la necesidad de hacer reformas para mejorar el sistema de salud, en especial, la accesibilidad en zonas rurales y pequeñas ciudades, corregir el déficit de especialistas lo cual es una de las causas de las demoras en la atención de alto nivel, mejorar los sueldos del personal de atención en salud. Pero quienes vivimos la experiencia del ICSS no queremos regresar a un sistema cooptado por los políticos ni al robo de los recursos que se vivió.
Juan(45350)25 de septiembre de 2023 - 12:46 a. m.
Entiendan de una vez por todas, la razón por la cual el presidente lo DEBE hacer para poderse comunicar con sus electores, la gran prensa se volcó con el paisa en sus consejos comunales, pura demagogia sudodemocrática y hoy ustedes periodistas de paga atacan sin sentido ni razón. Como va a poder gobernar con un congreso clientelista y corrupto? Todas les leyes propuestas se las hunden...será que debe repartir notarías?
Alberto(3788)24 de septiembre de 2023 - 10:32 p. m.
Muy buena columna, sobrada de razón. Gracias.
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar