Publicidad
14 May 2022 - 5:00 a. m.

Maestros y maestras que dejan huella

En esta oportunidad quisiera hacer un sentido reconocimiento a maestros y maestras que dedican su vida a la formación de niños, jóvenes y adultos para la construcción de un país justo, solidario y democrático con miras a construir un futuro en el que nuestra especie sea viable en un planeta cada vez más caótico por crisis políticas, económicas, sociales y ambientales.

Como se ha podido evidenciar en el panel de expertos a nivel internacional sobre cambio climático, la crisis ambiental nos ha llamado la atención sobre la importancia prioritaria de trabajar en la transformación de las prácticas individuales y sociales con la naturaleza para poder tener un mundo para todos y todas; situación que se suma a las crisis desatendidas que han persistido en la historia de la humanidad asociadas a las grandes desigualdades sociales, a las violencias de género, a los conflictos bélicos de diferentes orígenes vigentes en el mundo, así como los conflictos que persisten en nuestro país. Esas realidades requieren su comprensión y la búsqueda de alternativas para poder enfrentar el mundo y, en esa medida, el maestro cumple una labor esencial en los distintos espacios de actuación.

La Universidad Pedagógica Nacional ha venido resaltando en los últimos años el rol del maestro en la sociedad, empezando por los aportes de nuestros propios maestros de la institución como son los maestros Lilia Reyes Herrera, profesora de la Facultad de Ciencia y Tecnología, quien fue la primera colombiana con Doctorado en Educación en Ciencias y que, junto a otros colegas, logró abrir paso al énfasis de educación en Ciencias en el Doctorado Interinstitucional en Educación, allanando el camino para que muchos otros investigadores pudieran realizar su formación posgradual en el campo.

De igual modo, se ha exaltado la trayectoria de maestros como el profesor Royman Pérez de la Facultad de Ciencia y Tecnología por sus trabajos en la historia y epistemología de las ciencias; como la profesora Gloria Valencia de la Facultad de Bellas Artes, quien como educadora musical abrió las puertas a nuevas posibilidades en la enseñanza de la música comprendiéndola como una dimensión humana que atañe a todos; como la profesora Judith Jaramillo de la Facultad de Educación Física por sus aportes a la pedagogía de ese campo; como las profesoras Miriam Marín y Virginia Triviño de la Facultad de Humanidades por sus aportes en los campos de formación en lenguas extranjeras, como la profesora Graciela Fandiño de la Facultad Educación por sus aportes a la educación infantil, el profesor Jorge Posada precursor de la educación de jóvenes y adultos en Colombia, la profesora Martha Cecilia Herrera con sus aporte a la cultura política, entre otros tantos maestros y maestras de nuestra institución que han dado su vida y han dejado un gran legado para el país.

Este homenaje que hemos rendido a maestros y maestras en los últimos años se conecta también con exaltar la labor de referentes pedagógicos para todos los que nos dedicamos a la educación, para ello la universidad junto antes de la pandemia en el 2020, en sus 65 años instaló una agenda que perdurará en el tiempo, mediante la cual se conmemora anualmente el legado de grandes referentes como Juan Amos Comenio, cuya remembranza de los 350 años de su fallecimiento en el 2020, sirvió como excusa para que las generaciones de nuevos maestros y maestros en ejercicio conocieran y estudiaran su obra, mediante la cual instaba a los maestros a “enseñar todo a todos y totalmente”.

Con esa misma intensión, en 2021 se desarrolló el año Paulo Freire que, en el marco del centenario de su natalicio, posibilitó visibilizar su obra, destacando su crítica a la educación bancaria, ponderando la necesidad de una educación transformadora que posibilite que educadores y educandos se asuman como sujetos críticos y autónomos, constructores de su realidad y abordando el diálogo como la mediación pedagógica para conseguirlo. Este fue un escenario propicio para reconocer también la influencia de su obra en la educación de los diferentes campos del conocimiento.

Durante el 2022, la Universidad conmemora la vida y obra de María Montessori, pedagoga reconocida mundialmente por la creación de un método particular que defendía la observación como base del método científico y como base para pensar la conquista de la autonomía, la organización del espacio, el mobiliario a la medida, el trabajo alrededor de los sentidos y el material con el principio de la autocorrección como condiciones básicas para posibilitar la experiencia y el aprendizaje en la educación de niños y niñas.

Además de todo esto la universidad ha seguido exaltando la labor de maestros egresados que aportan a todos los territorios del país e, incluso, del mundo, como es el caso de la Doctora Blanca Huertas, entomóloga curadora de mariposas en el Museo de Historia Natural de Londres, de Nathalia García por su trabajo en el reconocimiento en la enseñanza de culturas, creencias y cosmogonías étnicas, de Johanna Sánchez por su trabajo en la medicación tecnológica en la enseñanza en tiempos de pandemia, de Stefanny Quijano y su trabajo creativo en la enseñanza de las ciencias, y el de otros tantos maestros egresados de nuestra alma mater que no alcanzo a citar aquí, pero que impactan positiva y significativamente las comunidades en las que se encuentran a partir del ejercicio de su profesión.

Todos estos maestros y maestras dejan huella en miles de historias de vida que a través de la educación sueñan con un mundo mejor, sea este el legado histórico a resaltar en la conmemoración del día del maestro en Colombia que se celebra el 15 de mayo. ¡Vivan los maestros y maestras!

Rector Universidad Pedagógica Nacional

Recibe alertas desde Google News