Publicidad
26 Sep 2022 - 5:30 a. m.

Legítimo vocero

Era de esperarse que tratándose de un país inundado en coca, en cuanto siembra, producción y “exportación”, su presidente asumiera con toda propiedad el tema en la Asamblea de Naciones Unidas. Queda así comprobado que somos lo que parecemos ser y por lo que se nos tiene en el universo mundo (giro idiomático de Loyola, que me encanta ).

Sensacional discurso, sin necesidad de estar de acuerdo con él, sino que lo ha sido por la reacción mediática inmediata que ha tenido y por la inclinación a apoyar su contenido por parte de los que faltaban por adherir al mandatario, carta ganadora del comunismo internacional. Nadie en la ONU, a nombre de Colombia, desde el agobiante paredón verde-mármol, había llamado la atención de esta manera, pese a que el salón de sesiones queda abandonado cuando el discursante es de un país del tercer mundo.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.