Publicidad

Un Millonarios valiente en Copa

Luis Fernando Montoya
05 de abril de 2024 - 04:23 p. m.

“Un hombre con ideas nuevas es un loco hasta que sus ideas triunfan”, Marcelo Bielsa.

El arranque de Millonarios en la fase de grupos de la Copa Libertadores fue frente a uno de los grandes del fútbol brasileño, Flamengo. Jugando en casa y con un resultado de 1-1, el conjunto azul y blanco demostró valentía al sacar adelante el partido. En este tipo de torneos es crucial comenzar sumando.

Los equipos valientes presentan algunas características psicológicas para salir adelante: sus miembros se cuidan entre sí, tienen mentalmente claras sus metas, asumen la responsabilidad de los riesgos, el nosotros está por encima del yo, entre otros aspectos.

El desempeño destacado del equipo capitalino merece resaltar varios puntos claves:

1. La dirección técnica: el profesor Alberto Gamero y sus colaboradores jugaron un papel fundamental. Su acertada orientación en la planificación y su lectura inteligente del partido fueron esenciales. Además, el buen comportamiento de los jugadores que ingresaron, como Daniel Ruiz y Émerson Rivaldo Rodríguez, contribuyó al éxito.

2. La conciencia de la magnitud del momento: los jugadores comprendieron inconscientemente que estaban defendiendo los colores de un gran club y participando en un importante partido de la Copa Libertadores. El reto no les resultó abrumador, al contrario, lo asumieron con determinación.

3. La preparación mental: la fortaleza mental es crucial en este tipo de encuentros. Trabajar en la mente de los jugadores es una herramienta poderosa para que puedan aplicar su mejor juego en el terreno. En el Once Caldas 2004 también nos enfocamos en lo mental, y los resultados fueron notables.

4. La actuación de los jugadores: en general, los futbolistas tuvieron un buen partido. Es relevante destacar a figuras como Delvin Alfonzo, Johan Hernández y Álex Moreno, quienes contribuyeron al rendimiento colectivo.

5. El apoyo inquebrantable de los hinchas: una vez más la afición mostró su gran respaldo al equipo. Su presencia en las gradas, su aliento y su apoyo incondicional son un motor fundamental para el éxito del equipo.

El inicio de un torneo siempre es un terreno fértil para el crecimiento. En este primer partido el equipo capitalino no solo consolidará sus aciertos, sino también identificará áreas de mejora.

La clave está en aprender de cada jugada, ajustar estrategias y mantener la mirada en el objetivo, que debe ser seguir ascendiendo en este torneo de gran relevancia, tradición y prestigio.

 

zorrillo(6652u)05 de abril de 2024 - 11:17 p. m.
Muy buena columna.
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar