Publicidad

Populistas de allá y de acá

Marc Hofstetter
15 de octubre de 2023 - 02:04 a. m.

Yuval Noah Harari, afamado historiador israelí, escribió esta semana en el diario The Washington Post un texto con sus reflexiones sobre los recientes acontecimientos ocurridos en su país. Comienza por señalar que Israel —sin que eso justifique la barbarie del ataque terrorista— está pagando el precio por haber abandonado los esfuerzos de lograr una paz con los palestinos y por mantener durante décadas la ocupación de sus territorios. Pero los ataques recientes, afirma, no se pueden explicar sin entender la disfuncionalidad en la que ha caído el Estado israelí.

Dice Harari que la disfuncionalidad de Israel tiene su origen en el populismo rampante de quien ha sido su incompetente gobernante por muchos años: Netanyahu. Para Harari, el hombre fuerte de Israel es un genio de las relaciones públicas que ha construido su carrera dividiendo a la nación, que ha designado a personas para puestos claves basándose más en la lealtad que en las calificaciones y que parece dar poca importancia a decir o escuchar la verdad. La coalición que Netanyahu estableció en diciembre de 2022 ha sido, con diferencia, la peor. Es una alianza de fanáticos mesiánicos y oportunistas descarados —palabras de Harari— que adoptaron políticas extremadamente divisivas, difundieron escandalosas teorías de conspiración sobre instituciones estatales que se oponen a sus políticas y etiquetaron de traidoras a las élites que servían en el país. Cuando el jefe del Estado Mayor pidió una reunión con Netanyahu para advertirle sobre las implicaciones de seguridad de las políticas del Gobierno, Netanyahu se negó a reunirse con él. Cuando el ministro de Defensa, Yoav Gallant, dio la alarma, Netanyahu lo despidió. La forma en que el populismo corroyó al Estado de Israel, concluye Harari, debería servir como advertencia para otras democracias del mundo.

Leídas las reflexiones de Harari, resulta imposible no ver rasgos calcados en nuestra democracia, una dirigida por otro genio de la plaza pública que también llenó su gobierno de leales activistas —muchos sin las competencias claves para desempeñar sus tareas—. En nuestra democracia también se ha despedido uno tras otro a los miembros del Gobierno que levantaban la mano para dar alarmas en diferentes temas —desde la reforma agraria, pasando por la salud y las finanzas públicas—, también se etiqueta a las élites como traidoras, hay poco apego por oír algunas verdades y las teorías de conspiración se mueven al son de las incontinencias que se trinan sin reflexión, filtro ni estrategia. Las políticas divisivas también hacen parte del coctel de rasgos que parecemos haber calcado.

En nuestro camino se han deteriorado de manera severa los indicadores de seguridad, estamos al borde de un apagón energético y con o sin reforma el desgobierno en el sector de la salud nos tiene ad portas de una crisis profunda que puede incluso amenazar la estabilidad fiscal. En medio de los retos del desarrollo, los avances en salud y seguridad y la estabilidad energética y fiscal eran progresos que dábamos por sentados, como los israelíes daban por sentado que por su frontera no pasarían jamás miles de terroristas.

Twitter: @mahofste

Temas recomendados:

 

NAVY(47439)18 de octubre de 2023 - 01:49 p. m.
..."nuestra democracia, ... dirigida por otro genio de la plaza pública que también llenó su gobierno de leales activistas —muchos sin las competencias claves para desempeñar sus tareas"; mejor descripcion del estado de gobernabilidad de nuestro mesias , no hay.
Iliana(21165)16 de octubre de 2023 - 01:31 a. m.
Este periodista también debe tener en cuenta que son muchos análisis que se hacen en este tema y, son mucha información y si bien vivimos problemas de seguridad, reformas, no es a un punto oscuro, sin avances y esa oscuridad que el ve, que él vive, no lo veo así. Estos señores que ven caos sin porvenir, quieren regreso al pasado, nunca el cambio.
Mario(16018)15 de octubre de 2023 - 08:58 p. m.
Excelente columna y la consecuente nota que hace Atenas.
Lismario(26872)15 de octubre de 2023 - 04:06 p. m.
La primera parte de su columna es bien diciente y estoy de acuerdo con Hararí, y sin que usted lo reconozca es el mismo pensamiento de Petro; en cuanto al tema interno, acuérdese que como el dicho taurino cada torero con su cuadrilla, y el gobierno lo esta haciendo, ya dirá la historia si se equivoco o no, pero mas de 200 años con partidos derechistas lo único que hicieron es volvernos una sociedad mas inequitativa, y por ende se vino el cambio.
Atenas(06773)15 de octubre de 2023 - 03:52 p. m.
Marc, excelente paralelo haces a partir de lo q’ afirma el vocero de Dios en la tierra, YNHarari, entre el estilo de gbno de B.Netanyahu y el del chambón G.Petro. Cierta/, el terrorífico ataque de Hamás tuvo de bandeja de plata las intestinas luchas x el poder q’ urdió su 1º ministro allá; mas, dada su innata capacidad pa enmendar, rápida/ se recompondrá su sólido estilo de gbno; en tanto aquí,como latinos y con este orate de P/dte, seguimos en camino del abismo. X eso conseguí residencia en USA
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar