Publicidad
25 Jan 2023 - 5:15 a. m.

Celac: ¿más forma qué fondo?

La VII cumbre de Celac que se realiza en Buenos Aires no desentona con lo que ha sido históricamente la desintegración regional. Regreso triunfal de Lula al escenario, visto quizá como el salvador de la organización, cancelación a última hora de Maduro, ausencia de Ortega y más significativa, de AMLO. El presidente ecuatoriano apareció a última hora, Bukele envió a su vice, mientras que el dictador de dictadores, Diaz-Canel, asiste como si nada.

Alberto Fernández abre el evento alertando sobre el “grave riesgo a la democracia de América Latina”, señalando a la derecha “recalcitrante y fascista”, mientras que lo escuchan atentamente representantes de dictaduras de izquierda. Resalta la presencia de la canciller peruana en representación del gobierno de Dina Boluarte, a quien algunos de los presentes no reconocen como mandataria.

El objetivo gaucho de contar por primera vez con la presencia de los 33 miembros de Celac se cumplió, entre ellos 14 jefes de Estado. La propuesta de declaración final contiene 100 puntos sobre lo humano y lo divino, en temas que son lugares comunes, pero sobre los cuales hay poco consenso, así la declaración sea rubricada para no agraviar al anfitrión. El papel aguanta todo.

Uno de los puntos, la defensa de la democracia es un simple llamado a la bandera, no se ha hecho y es suprimido de facto por el mismo eslogan de la cumbre; “unión en la diversidad”. Otros temas en la declaración incluyen la recuperación económica postpandemia, en lo que cada país tiene su propio modelo sin que haya algún macroproyecto a nivel regional, el cambio climático, la transformación energética en lo que no hay consenso, la lucha contra el narco en la que tampoco, la infraestructura en la que no se ha avanzado mayormente y la desigualdad social, siempre presente en los comunicados.

📝 Sugerimos: Murió Paula Durán, la colombiana con cáncer terminal que residía en Estados Unidos

La reunión debe finalizar eligiendo al sucesor en la presidencia del organismo, quien será anfitrión de la próxima cumbre. El candidato más opcionado, propuesto por Nicaragua, “pues le toca al Caribe”, es San Vicente y las Granadinas, país insular de 100 mil habitantes, angloparlante, cuya cabeza de Estado es el Rey Carlos III. Sin embargo, no se descarta “conejo” de última hora a las pretensiones sanvicentinas.

Ad portas de la cumbre los presidentes Lula y Fernández lanzaron un verdadero globo al aire con su propuesta de una moneda común, primero entre los dos, para que posteriormente se una “el que quiera”. La moneda es uno de los bastiones de la soberanía de un Estado y la herramienta esencial para la gestión macroeconómica. Europa necesitó de medio siglo de integración efectiva y eficaz, algo que por acá no hemos comenzado, para llegar al Euro. Para los populistas que pululan por estos lares, peronistas y de otras estirpes, abandonar la moneda equivale casi que a suicidio.

En la galería de la cumbre Estados Unidos, China y la Unión Europea proveen el trasfondo de un organismo fundado para unir a América, sin el Norte, y que hasta ahora ha sido más forma que fondo.

📌 Le puede interesar: Dos colombianos murieron combatiendo en Ucrania, informa la Cancillería

👀🌎📄 ¿Ya se enteró de las últimas noticias en el mundo? Invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.