Publicidad
22 May 2022 - 5:30 a. m.

Dos de cada tres colombianos no comen cuento

Pocos periodistas en este país han tenido el profesionalismo, el carácter y la integridad del recientemente fallecido Mauricio Gómez Escobar. Durante su fructífera carrera periodística, Mauricio puso en evidencia diversos mitos y leyendas que algunos políticos fantasiosos han tratado de difundir. Para el Noticiero CM&, que dirige el periodista Yamid Amat, en julio de 2015 Mauricio Gómez realizó, en un lúcido reportaje, un balance de la desastrosa gestión del entonces alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.

En estas emisiones el periodista reveló que “la soberbia del alcalde, combinada con una improvisación generalizada, crearon más enfrentamientos que resolver que resultados”. Mauricio Gómez sacó a la luz las numerosas decisiones adoptadas por el entonces alcalde de Bogotá que terminaron enredando las finanzas del Distrito o de sus entidades adscritas. Una de esas nefastas medidas fue bajar por decreto las tarifas de Transmilenio en $50 menos en las horas pico y $350 menos en las horas valle, lo que fue considerado como “una medida populista en contra de los estudios que sugerían subir la tarifa”, generando un detrimento por $357.000 millones, para el final terminar con la rebaja en las denominadas valle. Otra de las estúpidas decisiones de Petro en 2011 fue inyectarle capital a Aguas de Bogotá y entregarle el servicio de recolección de basuras, a pesar de que la empresa no tenía experiencia en la materia. El nuevo sistema colapsó en tres días y se dejaron de recoger 10.000 toneladas de basuras. Petro terminó nuevamente contratando a las mismas empresas que él mismo había retirado y que las calificaba como “el cartel de las basuras”.

El fracaso del plan de vivienda de Petro fue monumental, terminando los proyectos en lo que se denominó como la “tugurización vertical”. Como bien lo resalta el portal Zonacero, “en materia educativa Mauricio Gómez citó el caso de las seis sedes de la Universidad Distrital prometidas para el suroccidente de Bogotá, los 1.000 jardines infantiles y las nuevas instituciones educativas, que nunca fueron construidas. Y en materia de salud, puntualizó el descalabro financiero de al menos 14 establecimientos, debido a los pésimos manejos”.

Dos de cada tres colombianos no están dispuestos a votar por el “Ungido”. Así lo evidenciaron dos encuestas de intención de voto realizadas, una por la firma T&SE Tecnología & Servicios Electorales, la cual recogió datos entre el 23 de abril y el 8 de mayo en diferentes lugares del país y otra por CNC/Semana. Al “Ungido” y a la importadora de “huevos alemanes” se les debe rechazar en las urnas, porque él ha dado muestras de patente incompetencia durante su paso en la alcaldía, y ella sistemáticamente de su ignorancia y desconocimiento de la problemática nacional. Como presidente y vicepresidenta, con mucho más poder para abusar y dinero para dilapidar, Petro y Francia serían un absoluto desastre.

Síguenos en Google Noticias