7 Jun 2018 - 2:00 a. m.

La oferta vegana que se cocina en Bogotá

Tengo que confesar que varias veces he intentado por diferentes razones dejar de comer carne o productos de origen animal,  amor por la naturaleza y los animales, ayudar al medio ambiente, pero sobre todo por mejorar mis hábitos alimenticios, y aunque no ha sido fácil  dejar ir al pescado frito, o terminar mi relación de 20 años con el chicharrón, hoy en día la oferta gastronómica vegana en Bogotá y en el mundo es tan amplia y exquisita,  que sin duda es un deleite al paladar que hace muy fácil dejar las carnes de vez en cuando o definitivamente.

Es común pensar que los veganos o vegetarianos solo se alimentan de lechuga, o como decía mi papá como conejos, pero la verdad es que es un mito que personalmente desmentí.

En mi búsqueda de ofertas gastronómicas veganas, entendí que no es necesario ser vegetariano o vegano para dejarse seducir por la infinidad de sabores y texturas de una alimentación vegetal y mucho menos privarse de probar  alternativas tan originales como mi primer recomendado, la bandeja paisa vegana, una receta para quienes quieran intentar algo nuevo basado en un plato  tan tradicional, su creador Eddie García es un chef mexicano radicado en EEUU, que vio en este plato colombiano, la oportunidad perfecta para que las personas que no comen carne, no tengan que dejar de sentir el crujiente del chicharrón o el sabor del chorizo en sus paladares.

Eddie, es promotor de la iniciativa un día sin carne, donde las personas dejan de lado un día a la semana, cualquier tipo de carne, no solo para mejorar su alimentación, sino para ayudar a los animales y disminuir así sea por un día su maltrato. Desde Los Ángeles seduce a los latinos y californianos para que no solo se sumen a este estilo de vida, sino para que disfruten los sabores tradicionales de la bandeja paisa sin tener carne ni huevo, en palabras de quienes lo han probado, el huevo sabe a huevo y el chorizo a chorizo, sin serlos realmente. Pronto estará en Colombia para convencernos de que no hay diferencia de sabores pero si de repercusiones para nuestra salud.

Si todavía no siente curiosidad por probar platos veganos, quizás al ver una hamburguesa con un pan morado, o verde fosforescente, se anime como yo a comerse una, Healthy Food Gourmet (Calle 93 # 11-46), es un  restaurante que usa ingredientes como la tinta de calamar o el extracto de clorofila y espirulina para darle el color a sus panes libres de leche y huevo, los sabores del humus de remolacha, lenteja y rábano estallaron en mi boca dejándome con ganas de volver. Estas hamburguesas son la mezcla de recetas propias que no me hicieron extrañar la hamburguesa tradicional, desde 19 mil pesos puede no solo probar algo nuevo, sino quien quita enamorarse de esta nueva oferta gastronómica.

Otra opción para optar de la comida vegana, sin sufrimiento alguno es De raíz (calle 64 #5 - 70), desde el desayuno hasta la cena, este restaurante tiene un ambiente acogedor y un menú tan variado que me permitió disfrutar desde 16 mil pesos, unos chilaquiles de orellana, hasta mi favorita la ensalada de quinoa y kale que te deja con el estómago lleno y el corazón contento, pues sabes que también es saludable. Recomiendo de sus postres el tiramisú, que es una mezcla de mousse de chocolate, trozos de magdalena en sirope de café y chantilly de coco.

Para los que aún no están muy seguros de la comida vegana les recomiendo El ciervo y el oso, (Cra 10A # 69A - 16)  un espacio en el cual tanto vegetarianos como amantes de las carnes pueden ser felices alrededor de la misma mesa, compartiendo sabores familiares y nuevos por igual. Se enfocan en platos colombianos pero con su apuesta propia pude pasar por varias regiones desde la misma mesa, mi recomendado  por 24 mil pesos, la Ahuyama campesina asada al carbón con frijoles en guarapo, tofu crocante y aguacate, con el  postre Ciudad perdida, que es bizcocho de banano, harina de coca y nibs de cacao con cremoso de chocolate de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Para ir a la fija con los platos y una buena experiencia está VG- Tal (Carrera 12A n.° 79-26), Solange Suárez,  ha creado un ambiente de comunidad en este restaurante, desde 10 mil pesos pude probar tortas y postres sin leche, ni huevos ni mantequilla, que son muy famosos igual que sus empanadas, su sabor ha llegado al punto de no extrañar estos ingredientes aparentemente tan básicos. y sin duda está el risotto al funghi, hecho con porcini, un hongo que no es fácil de conseguir, ni económico, pero que vale la pena probar.

No es un secreto que el estilo de vida vegano va en aumento en nuestro país, sin embargo aún así, las dificultades con las que se encuentra un vegano van desde la escasa oferta productos en el supermercado y su elevado costo, a los chistes de mal gusto y la gran ignorancia al respecto, la mayoría de la gente asocia el veganismo a una simple dieta y creen que es un tipo de alimentación deficiente y peligrosa para la salud, por eso antes de opinar siempre es mejor informarse, existen atletas como la tenista Venus William y el llamado “hombre más fuerte de Alemania” Patrik Babounian que son veganos, sin mencionar los estudios como el de la Universidad de Oxford,  que comprueban que los veganos contaminan menos, ya que las emisiones de dióxido de carbono de estos es un 50 por ciento menor; pero no solo el veganismo tiene un impacto positivo en el medioambiente, sino que un informe de la ONU señalaba que dicha alimentación erradicaría el hambre mundial. Sea cual sea su postura frente la comida vegana o vegetariana, sepa que existen opciones exquisitas de comida que quizás por prejuicios ha dejado de probar y que tal vez como yo se lleve una sorpresa y decida volver para quedarse.

Recibe alertas desde Google News

Temas relacionados

Vegano