15 Jan 2022 - 5:30 a. m.

Antivacunas

No es fácil debatir con los antivacunas. La mayoría de las veces la sola discusión termina en insultos.

Del lado de las vacunas, en el que me incluyo, cualquier búsqueda rápida en internet reduce las posibilidades a alguna injuria rápida. “18 tuits que comprueban cuán imbéciles realmente son los antivacunas” y “Cinco cosas extraordinariamente estúpidas sobre el movimiento antivacunas”, son representativos de una tendencia.

Hasta Tony Blair fue noticia cuando etiquetó a los antivacunas como “idiotas que son irresponsables”.

No tan lejos, un apreciado columnista nacional argumentó en su repetitiva diatriba “La vacuna y los estúpidos”, de mediados de la pandemia, que “la estupidez no tiene límites”. Sin alejarse demasiado del mismo tono, la solución sugerida frente a “movimientos estúpidos” iba en que, dadas sus demostradas ventajas y pertenencia a la salud pública, las vacunas “deben ser obligatorias”.

Unos y otros, ojalá con menos énfasis en el ataque personal, tienen en buena parte la razón. Según lo explicado por los expertos y corroborado por el día a día del pos-COVID-19 y la emergencia de ómicron, las vacunas previenen las hospitalizaciones graves y reducen los contagios.

En el plano puramente ético, los antivacunas más comprometidos con las teorías conspirativas cargan con la responsabilidad de expandir un virus cuya existencia niegan. Más encima nos piden que despertemos… Otros simplemente desconfían de las farmacéuticas (en lo que es difícil culparlos). Unos más lanzan dudas legítimas sobre los efectos secundarios de la primera vacuna.

Vamos para la cuarta.

Cualquiera sea el nivel de compromiso con la agenda antivacunas, no es tan evidente que la solución sea el ostracismo, el insulto ramplón o la opción autoritaria de la vacuna obligada, que ni Putin ha implementado.

A favor o en contra de las vacunas, cortar camino alzando la voz y blandiendo amenazas no parece muy promisorio. Insistir en la banalización de las dudas y la ridiculización de los miedos asusta.

Recibe alertas desde Google News