Publicidad

Sin palabras

Nicolás Rodríguez
24 de febrero de 2024 - 02:00 a. m.

En el último mensaje suyo que tengo grabado en el celular mandó “picos y apapachos”. La partida de Betto es una putada. Me declaro en negación. Del amigo y colega entrañable muchos podrán dar fe. Del profesor universitario también. Del músico: ni hablar. Quisiera volver, entre tanto, al arte de sus caricaturas. Un oficio muy serio.

Las caricaturas relajan e ilustran las páginas de opinión. Como era de esperarse en un mamagallista profesional, así lo expresaba: “de todas las papayas uno escoge la más grande”. La broma fácil fue parte del repertorio, por supuesto. Pero su misión no se limitaba a la del matachín que ocasionalmente produce risa. Hubo siempre más en juego.

En las épocas en que Uribe Vélez era la voz autoritaria que gobernaba, Betto supo reducirlo a sus justas proporciones. Diminutas todas. Acostumbrado a administrar el país con mano tiesa y sermones, el expresidente cobró vida en las páginas de El Espectador en las situaciones más ridículas. Cuando la noticia era que Uribe andaba por ahí persiguiendo opositores, también aparecía dibujado en vestido de baño, nadando con flotador. Lo mismo hizo con Santos. Y con Duque.

El punto no era tomarse tan en serio como para pretender que una caricatura pudiera tumbar un gobierno. Pero la idea tampoco era agregar a las voces aduladoras y el concierto de aplausos. Si hubiese una aburrida función social de la caricatura, en el caso de Betto esta iría por los lados de la exageración y la ironía. O la sátira. La deformación. De una caricatura socialmente responsable se esperaría, en el mundo que nos trazó Betto, algún irrespeto.

“Caricatura con elogios no tiene chiste”, contestó alguna vez en una entrevista. Y para cuando todo está jodido y difícil, como en el día a día de muchas noticias colombianas: “El humor es el último recurso, no resuelve problemas pero nos da otra perspectiva”.

Buen viaje maestro.

Temas recomendados:

 

Edgar(32214)24 de febrero de 2024 - 02:17 p. m.
Excelente columna,y gran exaltación de un genio. Betto era un hombre con criterio y carácter,no un lamebotas como los que pululan hoy en periódicos y revistas de malas mañas como semana. Descanse en paz,gran Maestro!
Atenas(06773)24 de febrero de 2024 - 11:55 a. m.
Según el opinador de marras, era tal la supuesta imagen y el reconocimiento del llamado Betto- y eso siendo, dizq’, pintamonos de este medio-, q’ debo confesar con pena q’ apenas ayer me enteré de q’ existía. Y si eso me pasó a mí como lector compulsivo de diversos diarios y revistas, ¿qué podría ser con los q’ a tientas se informan con los rotativos del “muerto diario”? Bueno, de los gusticos de mi cositerito; con razón dicen q’ por eso es q’ se venden los calambombos. Atenas.
  • jorge(86724)25 de febrero de 2024 - 03:33 a. m.
    Miserable
  • Ernesto(71753)24 de febrero de 2024 - 06:57 p. m.
    Que usted nunca se haya dado cuenta no tiene ninguna importancia. Quien va a notar eso.
  • Distrito Federal(23024)24 de febrero de 2024 - 03:48 p. m.
    Como no nos vamos a dar cuenta que existió un tal atenas, ya la calaca os ronda
  • f(87484)24 de febrero de 2024 - 02:41 p. m.
    Como te vas a dar cuenta que existió Betto si eres un estúpido mentecato uribestia!!!
  • HENRY(19574)24 de febrero de 2024 - 12:45 p. m.
    Pero eso no le quita lo de bobo compulsivo
ERWIN(18151)24 de febrero de 2024 - 11:10 a. m.
Asi mismo ..ni muy muy.ni tan tan..descanse en paz.
Carlos(19587)24 de febrero de 2024 - 04:23 a. m.
El Realismo Magico en la caricatura. El Gabo de los caricaturistas. Lo extrañaré. Q.E.P.D. Betto.
Celyceron(11609)24 de febrero de 2024 - 03:26 a. m.
Don Nicolás, se me aguaron los ojos con la muerte de Betto y le confieso, que de él no sabía más que de sus magnificas caricaturas.
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar