Publicidad
24 Jan 2023 - 5:02 a. m.

La historia del “chivo”

Macrolingotes

Quien ahora pasará a la historia como “chivo” no será el dictador Rafael Leonidas Trujillo sino el propio Vargas Llosa, quien acaba de protagonizar una nueva novela de amor con Isabel Preysler. Las revistas del corazón han recordado que primero se casó con la tía Julia, luego con su prima Patricia, pero han dejado en el baúl de los recuerdos otro affaire que relata el español Xavi Ayé, en su libro Aquellos años del boom. A bordo de un barco, el Rossini, viajan de Barcelona a Lima los Vargas Llosa con sus hijos. En una escala en Santa Cruz de Tenerife aborda Susana, joven peruana casada con un arquitecto que vive en Madrid. Se celebra en el barco una cena de gala y el capitán la sienta junto al escritor. La fascinación es mutua. Hay una orquesta y Vargas Llosa la saca a bailar varias veces. “Patricia estaba furiosa, con razón, porque al llegar a Lima, Mario ya tiene nueva pareja”, comentó un amigo, testigo de los hechos.

Fue esta otra más de las muchas separaciones del escritor. La pareja se fugó a Sitges y hasta allá se desplazó la madre de Mario, para hacerle esta advertencia: “Debes saber que, hace muchos años, yo tuve un desliz con el papá de Susi, del que nació ella. Así que primero fuiste casado con una tía, después emparejaste con tu prima... y ahora estás con tu hermana”.

Síguenos en Google Noticias

Temas recomendados

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.