Publicidad
25 Jan 2023 - 5:05 a. m.

Las repúblicas de la protesta

Uno de los poetas más celebrados de la India, Javed Akhtar, se pregunta: “los objetos, la emoción, el pensamiento, y los sonidos que con acierto los introducen, dan noticia de su mensaje y nos lo dan a todos, las líneas sin forma que forma dan a los sonidos y los protegen, ¿quién juntó este clan?”. Es una de las más bellas provocaciones para volver a pensar: ¿qué es la democracia? En vez de domesticar su efervescencia práctica a una forma y procedimiento fijos de antemano, y a la conformidad y el conformismo de lo predecible y el precedente repetido que nos aburre y nos calla, Akhtar se ocupa de aquello que anima a las democracias. La respuesta a su pregunta, que se invita sí misma para salir de la boca como si fuese canto, poesía o lava, es: ¡todos nosotros!

Al hablar del lenguaje, Akhtar nos recuerda el espacio-tiempo que hacemos todos. Eso que los antiguos de muchos lugares han llamado de muchas formas: lo común, lo nuestro, la república. De acuerdo con su constitución, India es una república. Esta semana, la República de la India celebra su momento inaugural, el resultado de la lucha por su independencia del en apariencia todopoderoso Imperio Británico. Cabe entonces hacer una pausa y considerar esa palabra. ¿De qué va de la república, y que va de la república a la democracia? O en términos más concretos: ¿por qué la India decidió describir aquello que la anima con esta palabra?

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.