Publicidad
30 Jul 2021 - 5:00 a. m.

¿Devolverá la plata el concejal Rodríguez Sastoque?

Lo único que ha demostrado el paso del joven político Julián Rodríguez Sastoque de la Alianza Verde por el Concejo de Bogotá es que los vicios y las malas prácticas en la política no tienen edad y se pueden ejercer sin importar el partido al que se pertenezca ni la figura pública de inspiración.

No se puede opinar otra cosa, luego de que quedara en evidencia el pasado 15 de julio que Rodríguez Sastoque no estaba cumpliendo con su labor como concejal a pesar de haberse registrado sobre el mediodía en la sesión de la Comisión Primera Permanente del Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial del Concejo de Bogotá, que inició a las 9 de la mañana. ¿Será esta la primera vez que lo hace?

Todo parece indicar que el joven se encontraba en medio de un acto político con el precandidato de la Alianza Verde Carlos Amaya y no en medio de la discusión en la célula del cabildo distrital.

Esa mala práctica de algunos políticos en Colombia de registrarse en las sesiones para luego retirarse e irse a otros oficios fue criticada por la entonces senadora Claudia López (fuente de inspiración de Rodríguez Sastoque), cuando fueron citadas las comisiones conjuntas de Cámara y Senado y la bancada del Centro Democrático decidió no ingresar rompiendo el quorum, lo que obligó a la mesa directiva a levantar la discusión. Esto hizo que la hoy excongresista entrara en furia y les pidiera a sus colegas del partido uribista devolver lo que les correspondía salarialmente por ese día (ver video).

Siguiendo el ejemplo de la actual alcaldesa de Bogotá, le pregunto entonces al concejal Julián Rodríguez Sastoque si devolverá el millón de pesos que le corresponde por supuestamente haber participado de una sesión en el Concejo, cuando se puso en evidencia al activarse el micrófono de la plataforma por la que se conectan los cabildantes desde la virtualidad que no estaba participando ni cumpliendo con la labor para la que fue elegido.

A los concejales de Bogotá se les paga por cada sesión en la que participan, de modo que si no asisten y no se registran, no se les cancela ese día. Por supuesto, esto se hace con los impuestos de los bogotanos, por lo tanto el joven político debería tener en su cabeza que estos recursos son sagrados y que no se deben prestar para triquiñuelas ni jugarretas políticas, porque esto es irrespetar al ciudadano elector.

Esto también es corrupción, es robarle a la ciudad y sorprende que quien se precia de ser “la renovación política de la capital del país” actúe de esta manera tan desleal con sus electores. Esto, concejal, es todo un acto de bellaquería con la ciudad.

Hasta el momento el joven cabildante de la Alianza Verde no se ha caracterizado ni por un debate brillante ni mucho menos por un proyecto de acuerdo que valga la pena destacar. Sin embargo, por lo que sí se le reconoce es por los constantes actos de irrespeto hacia sus colegas en el cabido distrital, quienes cansados de su grosería le han hecho fuertes llamados de atención.

Se supone que el legado que le dejó Antanas Mockus a la ciudadanía y su enseñanza a los miembros de la Alianza Verde es el respeto por los demás y cuidar y considerar como sagrados los recursos públicos. Es muy triste ver que esta lección parece importarle cinco a este joven político, porque como cualquier politiquero corrupto y mañoso se registra en una sesión para cobrar ese día, muy a pesar de que no está presente como debe ser, cumpliendo con la labor para la que fue elegido.

Por todo lo anterior, concejal Rodríguez Sastoque, como ciudadano le invito a pedir disculpas a los bogotanos y devolver lo que le corresponde como pago por haberse registrado en la sesión del pasado 15 de julio, estando en otro lugar, en una función muy diferente.

Como dicen las mamás cuando están corrigiendo a sus muchachitos: eso no se hace.

@sevillanojarami

Recibe alertas desde Google News