Publicidad
23 Sep 2022 - 5:30 a. m.

A retiros espirituales

¿Qué tal si los encargados de la paz total en el Gobierno de Petro —el comisionado Danilo Rueda, el canciller Álvaro Leyva— y el presidente de la Comisión de Paz del Senado, Iván Cepeda, invitan a retiros espirituales a los negociadores del Acuerdo de Paz con las Farc, Humberto de la Calle y Sergio Jaramillo; al expresidente de la Comisión de la Verdad, padre Francisco de Roux; al senador Roy Barreras y a los exministros del Interior de Santos, Juan Fernando Cristo y Guillermo Rivera? Así impedirían, por una parte, que prospere este inconveniente desencuentro público —que bien puede tornarse en agarrón— surgido entre los negociadores de paz de los gobiernos de Santos y de Petro. Y así, por otra parte, incorporarían al equipo a unos consejeros que poseen valiosísima experiencia en el manejo de unas negociaciones de paz que, si bien no lograron la desmovilización total de las Farc, sí consiguieron el desarme de gran parte de ellas.

Es mucho lo que el país les debe a De la Calle, a Jaramillo y a los demás miembros del equipo negociador de Santos. Y es mucho también lo que les debe a otros que colaboraron estrechamente con ese proceso y que hoy lideran los planes de paz total de Petro: Álvaro Leyva e Iván Cepeda. Todos ellos pueden encerrarse en un cónclave y llegar a un acuerdo sobre qué caminos escoger para alcanzar la paz total y cómo empujar aceleradamente la implementación del Acuerdo con las Farc. Es muy fácil que logren un consenso porque todos están de acuerdo en conseguir la misma meta: la paz del país. Y todos, además, le han apostado su vida a ese propósito.

Síguenos en Google Noticias