Publicidad
6 Jan 2023 - 5:30 a. m.

Carta a “Antonio García”

Señor García:

A usted y al Eln les llegó el momento de actuar con grandeza. Es hora de que demuestren si es verdad que su prioridad es el bienestar de la sociedad civil, como lo dicen.

Lo que acaba de suceder es sintomático de la poca importancia que el Eln le da al sufrimiento de las comunidades a las que dice defender: ocurrió que el presidente Petro, a pocas horas de iniciar 2023, llevado por el deseo y el clamor de las comunidades, cometió el error de apresurarse a anunciar que se había acordado un cese bilateral al fuego con ustedes y cuatro organizaciones más. Agregó que ese cese, de seis meses, sería verificado por la ONU, la OEA y la Iglesia, que se podría prorrogar si todo salía bien y dictó los decretos correspondientes.

Mientras las otras cuatro organizaciones (el llamado Estado Mayor Central —más conocido como disidencias de las Farc—, la Segunda Marquetalia, las Autodefensas Gaitanistas y las Conquistadoras de la Sierra Nevada) apoyaron la propuesta, ustedes emitieron un comunicado, “perfecto” desde el punto de vista leguleyo, donde dijeron que “la delegación de diálogo del Eln no ha discutido con el Gobierno ninguna propuesta de cese al fuego bilateral; por tanto, aún no existe ningún acuerdo en esa materia”, y agregaron que “en diversas oportunidades hemos señalado que el Eln solo cumple lo que se discuta y acuerde en la mesa de diálogo donde participemos. No puede aceptarse como acuerdo un decreto unilateral (…) En el siguiente ciclo (…) está acordado culminar el ajuste de la agenda. Una vez concluyamos lo que está previsto, estamos en disposición de discutir la propuesta de cese al fuego bilateral (…) Entendemos el decreto del Gobierno como una propuesta para ser examinada en el siguiente ciclo”.

Simultáneamente, usted, señor García, envió un trino en el que decía que “durante el cese al fuego unilateral realizado para Navidad y Año Nuevo por el Eln, el Gobierno colombiano y las Fuerzas Militares y de Policía no actuaron en correspondencia”.

Pero ahora, cuando nada menos que el presidente decretó ese cese al fuego al que ustedes se habían referido, le dieron con la puerta en las narices.

¿No habría sido más acorde con el bienestar de las comunidades que sufren su maldita guerra en los territorios que ustedes hubieran respondido algo así?: “Recibimos con beneplácito el anuncio del presidente, pero como ese cese bilateral no fue acordado previamente en la mesa, convocamos al equipo negociador del Gobierno a que, de inmediato, tenga una reunión extraordinaria con el nuestro y definamos entre ambos los términos del cese bilateral”.

¿Ha pensado, señor García, en cuántos muertos, amenazados y confinados les hubiera ahorrado el Eln a las comunidades que lo padecen si hubiera adoptado esa actitud? Con seguridad, eso ni siquiera se le pasó por la cabeza.

Ante su no aceptación del cese al fuego, al Gobierno no le quedaba más remedio que suspender el decreto en el que lo establecía, decir que las Fuerzas Armadas continuarán combatiéndolos hasta que se pacte el cese e invitarlos a hacer una tregua unilateral. Ojalá la decreten.

Porque tienen que entender, señores, que las comunidades están mamadas de ustedes, del Estado Mayor Central, de la Nueva Marquetalia, del Clan del Golfo, de las Autodefensas de la Sierra, de los paracos y de todos los grupos armados urbanos y rurales que matan, persiguen, extorsionan, amenazan y no las dejan vivir, trabajar y amar en paz.

www.patricialarasalive.com, @patricialarasa

Síguenos en Google Noticias

Temas recomendados

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.