Publicidad
24 Jun 2022 - 5:30 a. m.

El presidente Petro

El presidente Gustavo Petro va a unir al país. O por lo menos va a intentarlo de todas las formas. Y como es tan terco, a lo mejor lo consigue. De hecho, desde la antevíspera de su elección realizó la reunión que fue preámbulo del gran acuerdo nacional. A ella asistieron expresidentes de las cortes, del Consejo de Estado, un general, empresarios, artistas, deportistas, miembros de la comunidad LGBTI, políticos, sindicalistas, exministros, exalcaldes, parlamentarios, en fin, unas 50 personas de distintos sectores que se sentaron a manteles con él, bajo la moderación del excandidato Alejandro Gaviria, quien dijo que allí se reunían visiones distintas del país, pero que las unía el espíritu del gran acuerdo nacional y la convicción de que Colombia necesita un contrato social más incluyente.

Varios hablaron. Al final lo hizo el hoy presidente Gustavo Petro. Dijo que el gran acuerdo nacional iba a cambiar ese clima de odio sectario que, en este siglo, se ha apoderado del país; que esa labor de construcción política no hubiera sido posible si los electores no se hubieran pronunciado; que con las elecciones del domingo se legitimaría ese proceso; que ahora vendría lo más difícil porque ahí estaba representada una Colombia, la del sí, pero faltaba la otra Colombia, la del no; que sin embargo esa experiencia de encontrarse entre quienes piensan distinto demostraba que el Pacto Histórico es posible. Y agregó: “El lunes quizás tenemos que invitar a esas personas que han ejercido el liderazgo en la otra Colombia, quizás Uribe, quizás Federico, quizás Rodolfo”.

Síguenos en Google Noticias