Publicidad
26 Aug 2022 - 5:30 a. m.

Gracias, Francisco de Roux

Mañana termina la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad. Deja una obra monumental, un informe de cerca de 10.000 páginas en las que se encuentran miles de testimonios de víctimas de todas las violencias, desgarradores y ciertos, pero inverosímiles por la crueldad de lo que relatan; hechos incontrovertibles porque son eso, hechos. Como son incontrovertibles las cifras que se muestran: 450.664 muertos dejados por la guerra entre 1985 y 2018. De ellos, el 80 % fueron civiles y apenas el 20 % combatientes. Los desaparecidos sobrepasan los 120.000. Los secuestros sumaron 50.770 entre 1990 y 2018. Hubo 16.238 casos de reclutamiento infantil, la inmensa mayoría por parte de las guerrillas. Y 6.402 falsos positivos, que constituyen una vergüenza para las Fuerzas Armadas y son un crimen de la magnitud del holocausto. Por ese horror, las Fuerzas Armadas, como institución, con sus comandantes en jefe y sus generales a la cabeza, hace mucho tiempo han debido pedir perdón. Pero aún no lo han hecho.

El informe de la Comisión incluye un volumen de hallazgos y recomendaciones. Pero de él se extraen tres conclusiones muy importantes e incontrovertibles:

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.