Publicidad

“La otredad”, un grito contra el racismo

Patricia Lara Salive
16 de noviembre de 2023 - 09:05 p. m.

La Sexta Bienal de Danza celebrada la semana pasada en Cali fue un hit. Hay muchas obras de las presentadas, provenientes de Colombia y otros países, que merecen destacarse. Sin embargo, quiero referirme muy especialmente a La otredad: reconstruyendo identidades negras en Colombia, danza dirigida por Diana Paola Cortés Cuero y desarrollada por el Grupo Pacific Dance.

Esta es una organización étnica, artística y cultural que nació en Tumaco en 2012 con el fin de apoyar a niños y jóvenes vulnerables y en riesgo de involucrarse en la violencia desatada por los grupos armados que operan en el territorio.

En La otredad, un grupo de bailarines de raza negra protagonizan una obra extraordinaria que se convierte en un grito de dolor, rabia y arte contra el racismo y la opresión que han vivido los negros por los siglos de los siglos. Es así como bailarines y bailarinas del Pacífico nariñense, haciendo movimientos perfectos y uniformes acompasados al ritmo de tambores, usando atuendos llenos de colorido, bailan y recitan esa violencia que los ahoga y los oprime produciendo una protesta asombrosa y conmovedora.

“Yo no sabía que era negra; cuando digo no sabía que era negra no estoy hablando del color sino de lo que eso implicaba”, canta una bailarina en palabras de Victoria Santa Cruz. “Ya me han dicho que para ser negrita soy bonita”, dice otra. “Ya se han cruzado la calle por mi color de piel”, recita una más. “Ya me han dicho que soy de pelo malo”, protesta otra. “Ya me han dicho que no soy tan negro”, comenta un bailarín, todo mientras danzan al ritmo de ese sonido vibrante y avasallador de los tambores del Pacífico.

En otra escena, una bailarina recita el poema “Me gritaron negra”, de Victoria Santa Cruz: “Tenía siete años apenas (…) De pronto unas voces en la calle me gritaron: ¡Negra! ¿Soy acaso negra?, me dije. Sí. ¿Qué cosa es ser negra? Y yo no sabía la triste verdad que aquello escondía. ¡Negra! Y me sentí negra. ¡Negra! Como ellos decían. ¡Negra! Y retrocedí. ¡Negra! Como ellos querían. ¡Negra!”.

Otro bailarín de piel un poco más clara canta un texto de Pacific Dance y baila en contorsiones acompasadas al ritmo de tambores: “Hoy voy a hablar de mis privilegios. Como ven, tengo la nariz perfilada, el cabello suelto y la piel más clara, ante los ojos de muchos no soy negro. Privilegios que me ponen en una posición social más alta y me permiten codearme con la élite de la sociedad; privilegios que me permiten acceder a beneficios de salud, educación, infraestructura y riquezas, a los que ustedes jamás podrían acceder, privilegios...”.

Para terminar, el grupo entero canta y baila: “Reescribo la historia para contar las verdades de los pueblos negros; reescribo la historia para reafirmar el orgullo de nuestros ancestros; reescribo la historia para resaltar la belleza negra; reescribo la historia para defender nuestros derechos; reescribo la historia para que se acabe esta guerra; reescribo la historia para motivar a otros a luchar; reescribo la historia para que conozcan nuestro punto de vista (…); reescribo la historia para que otros puedan alcanzar sus sueños (…); reescribo la historia para sentirnos escuchadas; reescribo la historia para que todo esto se acabe; reescribo la historia para que otros puedan leerla…”.

Ojalá La otredad se presente en muchos escenarios pues, mediante el arte, es más probable que reaccionemos ante la dolorosa discriminación que, por nuestro racismo, les hacemos padecer a los negros.

www.patricialarasalive.com, @patricialarasa

Temas recomendados:

 

Clara(26030)18 Nov 2023 - 1:49 p. m.
Se podría iniciar por revisar en su escritura la manera como se refiere a esta población: "los negros" y "la raza negra"; son expresiones que en la actualidad deben reevaluarse, aún cuando el escrito esté orientado por plausibles intenciones.
Luis(14946)17 Nov 2023 - 10:05 p. m.
pobre polo polo
Mar(60274)17 Nov 2023 - 7:20 p. m.
Ser mujer y negra: doble lucha y para nada fácil.
Guillermo(79110)17 Nov 2023 - 5:39 p. m.
Este país se merece lo que es y lo q tiene, para la prueba, los comentarios incendiarios q recibe una columna q solo pretende reconocer a la gente q hace algo x construir un mejor pais para las minorías nadies
William(41808)17 Nov 2023 - 3:30 p. m.
El racismo, como las guerras no tienen sino una causa principal: Explosión demográfica y una especie que aún no ha llegado a ser completamente humana ni ecuménica. Somos simios que pelean a muerte por pertenecer o creer pertenecer a un grupo (manada) y a una posición escalafonado a la alta dentro del grupo (jerarquía animal, pero en extremo conflictiva y dañina para si mismo y para el entorno).
  • Luis(14946)17 Nov 2023 - 10:08 p. m.
    muy desinformado .. el crecimiento poblacional está frenándose aceleradamente y se calcula que se detiene en el 2050 .. en colombia la tasa de natalidad es de 1.7 ..por mujer . la tasa para permanecer la población estable es de 2,2
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar