Publicidad
17 Jun 2022 - 5:30 a. m.

Llegó la hora

Pasado mañana tendremos nuevo presidente. Independientemente de quién gane, hay algo positivo: ambos candidatos han planteado la necesidad de dialogar. Rodolfo Hernández declaró: “Es momento de cerrar peleas sin sentido y abrir el diálogo”. Y Gustavo Petro, poco después de la primera vuelta, dijo que, ganara quien ganara, proponía que se abriera el diálogo.

En una entrevista que le concedió esta semana al diario El País, ante la pregunta sobre qué haría para superar la fractura de Colombia, Petro contestó: “Si gano las elecciones, voy a convocar a un gran acuerdo nacional con una arquitectura basada en diálogos regionales vinculantes. E indudablemente toda esa dirigencia del centro e incluso Álvaro Uribe o quienes designen van a ser convocados al diálogo que el presidente citará buscando las reformas. Me parece clave cambiar el clima político de odio y sectarismo que hay hasta hoy”.

Es muy importante ese planteamiento de Petro y es fundamental que él sea el primero en darles ejemplo a las huestes petristas para que dejen la agresividad, la intolerancia y el matoneo, y se dediquen a abogar por la construcción de un país incluyente, donde se toleren y respeten las diferencias. Es que Colombia no puede seguir dividida entre el sí y el no. El proceso de paz con las Farc ya se hizo y no tiene marcha atrás. No podemos continuar girando en torno a la pelea de Uribe con Santos. Llegó el momento de la reconciliación de la sociedad.

Por otra parte, en 10 días, con nuevo presidente electo, la Comisión de la Verdad entregará su informe final. Será un momento duro pero indispensable para avanzar en la superación de ese conflicto que sigue vivo en el corazón de muchos colombianos, a pesar del proceso de paz con las Farc que terminó en gran parte la confrontación armada. Así que es clave, como dice Petro, cambiar el clima político de odio y sectarismo, y abrirles la puerta al consenso y a la asimilación del informe final que nos presentará la Comisión de la Verdad.

Hay otro párrafo que vale la pena destacar de esa entrevista que le concedió Petro a El País, que indicaría que sí está buscando el consenso. A la pregunta de si ya sabe quién será su ministro de Hacienda, respondió: “Hay un equipo de economistas muy importante que se ha construido a lo largo de esta campaña. El equipo inicial comenzó con Ricardo Bonilla y ahora, en el proceso de crecimiento, hemos hablado con José Antonio Ocampo, se integró Rudolf Hommes, que también fue ministro de Hacienda, y uno de los mejores economistas del país que es Alejandro Gaviria. Es un equipo muy fuerte, con escuelas de pensamiento económico muy diferentes, una gran potencia en la política económica pública”.

Claro, lo importante es que Petro les pare bolas. Pero me dicen mis fuentes que anda muy encantado con la altura intelectual de Alejandro Gaviria. Esa es una gran noticia, porque es mucha la sensatez que Alejandro puede impregnarle al cambio que propone Petro.

Ahora, ustedes se estarán preguntando por qué no digo más sobre los últimos planteamientos de Rodolfo Hernández. Pues porque Rodolfo parece como si se lo hubiera tragado la tierra, no volvió a dar entrevistas, se encerró en Piedecuesta, no quiere hacer debates, en fin, se silenció.

Bueno, queridos lectores, por fortuna y por fin ya llegó la hora: el domingo madruguemos a votar. Ojalá escojamos el cambio que haga más feliz a toda Colombia.

www.patricialarasalive.com, @patricialarasa

Síguenos en Google Noticias