Publicidad
3 Jul 2022 - 5:30 a. m.

“Cuando los pájaros no cantaban”

Nadie debería extrañarse de la actitud de Iván Duque, su gobierno y su partido frente al Informe Final de la Comisión de la Verdad cuyo primer capítulo lleva el nombre que sirve de título a esta columna. Esto es lo que ninguno de ellos quiso que hubiera sucedido y por eso hicieron hasta lo imposible para que la Comisión no funcionara, para que las entidades oficiales no colaboraran o sabotearan, en fin, trataron por todos los medios que se extinguiera el plazo y no hubiese informe.

Pero la Comisión no se dejó acorralar y presentó en tiempo un informe con conclusiones demoledoras que por supuesto refiriéndose a la verdad no tenían por qué gustarle al uribismo, pues, entre otras cosas, dejó claro que el paramilitarismo fue un invento empresarial consentido por el establecimiento. En términos porcentuales resulta que quienes más contribuyeron a los asesinatos han sido paramilitares y agentes estatales, pues sumados ambos alcanzan un 57 %. Ante esto el atembado ministro de Defensa solo se ocurrió pedir respeto para la Fuerza Pública.

Síguenos en Google Noticias