26 Sep 2021 - 5:30 a. m.

Dados cargados

Las que se avecinan serán las elecciones más peligrosas que hayamos vivido. No habrá transparencia y el Gobierno de Duque revivirá la famosa estrategia del Tigrillo Noriega, quien como ministro de Lleras Restrepo, antes de las elecciones del 19 de abril de 1970, al responder la pregunta sobre si tenían o no preferencia por la candidatura del consentido del Frente Nacional, Misael Pastrana, anunció que “el gobierno es neutral pero no será indiferente”. Y cumplió, pues ganó Pastrana luego de una elección que medio siglo después sigue cuestionada, no solo porque resultó derrotado el general Rojas Pinilla, que todo el mundo daba por ganador, sino porque fue la causa del nacimiento del movimiento guerrillero M-19 y de toda la violencia que sacudió al país, como el holocausto del Palacio de Justicia en noviembre de 1985.

Son varias las señales de que la ultraderecha corrupta y mafiosa que está en el poder no está dispuesta a perderlo y hará todo lo que le resulte posible para “ganar” a su manera, con otro títere.

En primer término, el “chulavita” del régimen, Juan Diego Gómez, presidente del Senado, quien saltó del anonimato al desprestigio, ya advirtió que la reforma a la Policía que se discute en el Congreso se hará a la medida de la ultraderecha. Su brutal sentencia fue: “Lo lamento, pero tengo que ser muy claro en eso, la Policía Nacional la reforma el Gobierno de turno y aquí no le vamos a hacer una reforma a la medida de la izquierda”.

Eso, por supuesto, más que una simple información fue una amenaza a la democracia. La Policía será reformada para cumplirle a la pasión conservadora del presidente del Congreso, a semejanza de sus copartidarios Ospina Pérez y Laureano Gómez en los años 50, cuando orquestaron la Policía “chulavita”, la del régimen opresor que en nombre del conservatismo asesinaba liberales y quemaba las casas de los dirigentes del liberalismo. Fueron años de violencia oficial. Los godos mandando hicieron de la Policía un cuerpo armado al servicio de la causa de su partido y, como era de esperarse, esa aventura terminó mal y aún hoy seguimos pagando las consecuencias, a pesar de los esfuerzos de varios impulsadores de ese credo oscurantista para que no se hable de ese período de terror. En efecto, hay algunos goditos que cuando alguien se atreve a recordarles de lo que fueron capaces sus copartidarios de antaño, lo tildan de sectario, aunque ellos sí se reservan el derecho de hacer hagiografías en favor de sus líderes o desinformar alegando que estos eran palomitas inofensivas y víctimas de los “cachiporros” liberales. Los centenares de muertos liberales los desmienten.

Tendremos para las próximas elecciones una Policía inspirada en la ultraderecha al servicio del Centro Democrático y ya se sabe en qué termina eso. Con ese respaldo armado el bravucón ministro del Interior, Daniel Palacios, ya mandó su avanzada, pues empezó a perfilar el discurso en contra de los candidatos que no son del agrado gubernamental. No otra cosa hizo este mediocre ministro cuando insultó en público a Petro.

La procuradora Cabello sigue haciéndose la de la vista gorda cuando se trata de sus excompañeros de gabinete. En otro país, el representante de la sociedad, como lo es ella, habría iniciado una investigación en contra de Palacios por imprudente, provocador, irresponsable y por intervenir en política. Para algo sirve ser de las mismas tropas.

La otra perla del Gobierno en las elecciones del próximo año es derogar la Ley de Garantías. Eso le permitirá manejar una inmensa nómina burocrática, mientras sus correligionarios recorren el país repartiendo promesas falsas y puestos. El lorito ministro de Hacienda quiere que creamos que es mejor que crezca el empleo a cualquier costo, no importa que las elecciones sean tramposas, como le gusta al partido de gobierno.

Adenda. Inaceptables las frases ofensivas de la senadora y exguerrillera Sandra Ramírez, minimizando el horror de los secuestros de las Farc. No ha entendido que ese es el discurso violento que les sirve solo a Duque, al uribismo y a los enemigos de la paz, para regresarnos a la guerra que tanto añoran.

notasdebuhardilla@hotmail.com

Temas relacionados

Elecciones 2022
Comparte: