Publicidad

Notas de buhardilla

La conjura en tiempos de Barbosa

Ramiro Bejarano Guzmán
11 de febrero de 2024 - 02:00 a. m.

Veremos si la ida de Barbosa contribuye a que se conozca la razón por la cual durante dos años ininterrumpidos se adelantaron labores de policía judicial para investigarme sin que se sepa por qué y sin haber sido notificado de que estuve bajo el ojo prevaricador del fiscal y su entorno.

Ningún reparo hay al hecho de que una autoridad investigue a un ciudadano, incluido el suscrito. Lo que no puede suceder en un Estado de Derecho es que con recursos y funcionarios públicos se haya organizado y ejecutado entre octubre de 2020 y hasta agosto de 2022, como mínimo, una alevosa, persistente y prolongada pesquisa en mi contra, sin que se sepa el delito por el que en secreto fui investigado, durante buena parte del período de Iván Duque y el de Barbosa como fiscal. Tengo documentos auténticos que he recibido como columnista de opinión, los cuales dan cuenta de las matrices de avances de averiguaciones de policía judicial relacionadas con el suscrito, en las que, por supuesto, no encontraron nada, ni siquiera sospechas.

Los funcionarios de policía judicial que hicieron esas comprobaciones estaban o están adscritos principalmente a la Fiscalía delegada ante la Corte Suprema, es decir, subalternos de Gabriel Ramón Jaimes Durán, el malvado individuo a quien vengo criticando desde su tormentosa época de esbirro de Alejandro Ordóñez, persona de dudosa reputación que usa su investidura para perseguir a sus críticos por motivos políticos, personales y religiosos.

Aunque no sirva, aquí están los nombres de los funcionarios que estuvieron detrás de este columnista sin que me lo hubiesen advertido como era obligación constitucional y legal de la Fiscalía:

  • Adriana Angélica Ruiz Hernández,
  • Oscar Javier Vanegas,
  • Edison Campos Quintero,
  • Andrea Stephania Atuesta Puentes,
  • Pedro Antonio Molano Herrera,
  • Alfonso Velásquez González,
  • Edwin Enrique Mendoza Centeno,
  • Lida Marcela Valencia Giraldo,
  • Nubia Rosio Ramírez Caro,
  • Gladys Sierra Torres,
  • Ferney Campo Méndez, entre otros.

No los conozco, ni sus nombres me son familiares, seguramente fueron forzados a ejecutar estas gestiones indebidas sin permitirme el derecho de defensa, pero no me es indiferente, repito, que estén vinculados a la dependencia de la Fiscalía al mando del siniestro Jaimes Durán.

¿Quién dio la orden de destinar tantos oficiales de policía judicial a rastrearme, además por tanto tiempo? Si la mayoría de esos técnicos lo son de la delegada ante la Corte Suprema, el coordinador de esa dependencia tuvo que enterarse de que a su detestado contradictor y denunciante de antaño lo estaban investigando, además, a sus espaldas.

Es difícil asumir que una empresa de policía judicial, desplegada por al menos 11 agentes de alta jerarquía, se hubiese diseñado sin que el tétrico Francisco Barbosa estuviese enterado, ni tampoco Iván Duque. El solo calendario los compromete: todo ocurrió mientras uno era subpresidente y el otro, su compañero de pupitre en la Sergio Arboleda, el Fiscal General.

No faltará que alguien se pregunte ¿por qué no se ha dado aún traslado a ninguna autoridad de este suceso que por enésima vez se produce en el entorno del uribismo? Es una aventura denunciar un alto funcionario, todos se protegen en el circuito cerrado de la complicidad. En 2020 puse en conocimiento de la Comisión de Disciplina Judicial una queja contra Jaimes Durán por hechos que ahora asocio a este criminal hallazgo de espionaje con dineros estatales, pero esa corporación, con ponencia de la magistrada ultrauribista Diana Marina Vélez Vásquez, en providencia del 2 de febrero de 2022, con un solo salvamento de voto, hizo caso pero omiso de mi querella.

Ido Barbosa no creo que cese el complot porque llegan Martha Mancera y Gabriel Ramón Jaimes, quienes, al igual que su desprestigiado y diabólico patrón, son protagonistas de la peor Fiscalía de todos los tiempos. En todo caso, la próxima fiscal o alguna autoridad tienen el deber de que se abran los archivos de esta entidad puesta al servicio de las pasiones políticas y los odios personales. No más impunidad para Barbosa y su banda.

Hago esta denuncia en estas notas de buhardilla, porque es precisamente el ejercicio de pensar y hablar libremente desde esta tribuna lo que me ha hecho objeto de una infame persecución. ¡No me silenciarán!

Adenda. Se equivoca el Gobierno excluyendo las universidades privadas de los beneficios del programa de gratuidad “Puedo Estudiar”. Educación estatizada es un pésimo síntoma para cualquier democracia.

notasdebuhardilla@hotmail.com

 

Fernando(70558)13 de febrero de 2024 - 12:06 a. m.
Mientras el poder en las cortes, órganos de control, instituciones como educación, medio de comunicación, iglesia, gremios económicos, banca, etc se mantengan en manos de los mismos bandidos de siempre, con el poquito de gobierno conquistado por las mayorías no se lograrán sino migajas. Vamos por la Paz total con Poder total.
Ccdaw(v9l66)12 de febrero de 2024 - 11:41 p. m.
"Educación estatizada es un pésimo síntoma para cualquier democracia". Sip Alemania es un asco.
Rolando Antiú(17605)11 de febrero de 2024 - 05:25 p. m.
Los dineros de la Nación son para la educación pública, como ocurre en Francia y los países del norte de Europa. Se necesitan más universidades públicas. Las universidades privadas son negocios de particulares.
  • Helga66(40077)11 de febrero de 2024 - 07:27 p. m.
    Las universidades públicas también. Están al servicio de sus gremios y sindicatos. O cuál está en el top 100 mundial o siquiera latinoamericano?
Clara(ffpw1)11 de febrero de 2024 - 05:07 p. m.
Toda mi solidaridad, ante este cobarde ataque, necesitamos de su voz independiente. Aunque a veces no comparto sus argumentos, considero que siempre son indispensables. Estoy segura que Usted no es el único ciudadano vigilado ilícitamente por la "policia politica" del fiscal. En otros momentos también han sido víctimas magistrados y aun así la corte suprema seguira siendo cómplice de todos los desafueros de la fiscalía al apoyar el reinado de la vicefiscal Mancera.
Luis(19160)11 de febrero de 2024 - 04:53 p. m.
La Corte Suprema de Justicia debe nombrar cuánto antes a la nueva Fiscal General de la Nación como una forma de resarcir el daño que se hizo a la justicia al haber elegido a los sres Néstor H Martínez y Francisco Barbosa en la fiscalía
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar