Publicidad
27 Feb 2022 - 5:30 a. m.

¿Por qué no se calla?

Le restan menos de seis meses al subpresidente Iván Duque para que abandone la Casa de Nari, a la que nunca ha debido llegar, y a medida que se acerca la feliz hora de su partida es más agresivo, errático y, lo que es peor, ignorante y de mala fe.

La declaración de Duque cuando conoció el fallo histórico y libertario de la Corte Constitucional que suprimió el delito de aborto hasta la semana 24 de gestación es altanera. Sostener que “cinco personas no pueden plantear algo tan atroz como que se interrumpa una vida” es una afrenta a la Corte Constitucional. No fueron cinco pelagatos quienes decidieron, como tampoco deciden nueve cuando lo hacen por unanimidad, pues en ambos casos se pronuncia la corporación.

Recibe alertas desde Google News