Publicidad

Notas de buhardilla

Sin aire

Ramiro Bejarano Guzmán
26 de marzo de 2023 - 02:00 a. m.

El hundimiento del proyecto de reforma política en el Congreso es más grave de lo que parece, tanto por el naufragio de ese estatuto, como porque quedaron en vilo el resto de proyectos en trámite.

El Gobierno desistió de impulsar su reforma política porque no resistió que no le aprobaran las listas cerradas. No se entiende la terquedad de Petro en este tema, porque es una aventura sostener que el único remedio contra la politiquería corrupta es que los aspirantes de un partido integren listas cerradas conformadas igualitariamente por hombres y mujeres, que supuestamente garanticen la pluralidad en corporaciones. Lo que no quieren Petro y sus amigos es que proliferen los candidatos por firmas o independientes o las listas abiertas, porque eso dificulta su control.

Fórmula perfecta no hay, pero el sistema de obligar a que los aspirantes a corporaciones públicas se presenten solamente en listas cerradas, sin que se pongan en funcionamiento mecanismos de participación democrática interna en los partidos, es regresar al clientelismo y al uso del bolígrafo. Por supuesto que con la proliferación de nuevos partidos, regalados por el complaciente e inepto Consejo Nacional Electoral, estos no se van a preocupar de conformar listas cerradas de sus candidatos respetando reglas claras de participación. No, lo que veríamos sería el silenciamiento totalitario de las voces disidentes en cada partido.

Está bien que se ahogue un proyecto de reforma política que restrinja todo a listas cerradas pero previa o simultáneamente no legisle para que los partidos diseñen mecanismos efectivos de selección de sus candidatos. Para que esa opción tenga alguna probabilidad de convencer sería necesario que en el mismo estatuto que contemple las listas cerradas se impusieran a los partidos reglas democráticas claras que permitan la selección objetiva y equitativa de los aspirantes. Por eso encuentro razonables las críticas de quienes, como Katherine Miranda, se opusieron al proyecto del Gobierno por no ofrecer garantías a todas las fuerzas que conviven en un mismo partido. El Gobierno eligió el camino de la pataleta dejando ahogar el proyecto en vez de buscar una solución, cuando bien hubiera podido proponer que se obligue desde ya —no después— a los partidos a que diseñen procesos transparentes y pluralistas para conformar esas listas.

Es ahí donde se ve muy protuberante la grave crisis por la que atraviesan el Gobierno y sus aliados, pues no fueron capaces de conciliar mayorías que garanticen que sus proyectos serán acogidos y respetados en el Congreso.

En efecto, no se entiende ni se justifica que un Gobierno que todavía está arrancando y que tiene intactas sus mayorías en el electorado termine sacudido por la vergüenza de que sus propios amigos le dieran una muenda a la hora de aprobar su proyecto cardinal. Pudo más el Centro Democrático, el partido con el que Uribe les está jugando doble a Petro y al Pacto Histórico, porque sus votos negativos contribuyeron al naufragio del proyecto de una reforma por la que votaron la mayoría de los colombianos.

Es allí donde el Gobierno enfrenta una crisis que no es menor y amenaza con crecer. La ecuación es muy sencilla. Si no pudo Petro sacar avante la reforma política, que se quemó entre otras por el fuego amigo, eso significa que estarían tambaleando el Plan Nacional de Desarrollo, la reforma a la salud, el sometimiento de bandas criminales, el proyecto de negociación de paz con fuerzas políticas insurgentes, la jurisdicción agraria, etc. Mejor dicho, el caos.

Las ampulosas coaliciones del Gobierno no existen o no obedecen a Petro. Ya es muy tarde para cambiar de aliados, luego la solución hay que buscarla al interior del gabinete ministerial, porque este da la impresión de que buena parte de sus miembros están desconectados de las fuerzas mayoritarias en el Congreso, y mientras eso siga así les van a continuar hundiendo cuanto proyecto no les guste. A barajar de nuevo o resignarse a que manden desde el Congreso.

Adenda No 1. La ministra de Ambiente, Susana Muhamad, también recibió en su despacho en septiembre pasado a Nicolás Petro dizque como diputado del Atlántico. ¿A cuál otro diputado habrá recibido? Otra que se enreda.

Adenda No 2. Explosivos en Medellín y en el Chocó a la vicepresidenta Francia Márquez. Muy pocas organizaciones armadas tienen cobertura criminal en todo el país. Imposible no sospechar de quienes siempre aparecen detrás de estas maniobras terroristas y de guerra sucia.

notasdebuhardilla@hotmail.com

Temas recomendados:

 

NAVY(47439)30 de marzo de 2023 - 12:07 a. m.
Los ministros de las reformas fallidas deberían renunciar?
Melibea(45338)29 de marzo de 2023 - 07:58 a. m.
Mientras la egolatria sea el instrumento que dirige las actividades de los politiqueros ,este país seguirá siendo ingobernable.
William(46718)27 de marzo de 2023 - 10:57 p. m.
Como se había observado, Bejarano vuelve al redil Petro-samper-santista. Aunque trata de cuestionar el derrotado proyecto de reforma política, no soslaya su pesar por probables derrotas de otras reformas petristas, que de todas maneras serán benéficas para la democracia colombiana.
Juanchopepe(48079)27 de marzo de 2023 - 04:52 a. m.
Listo Profesor, columna de talante demócrata liberal, el asunto de los partidos se debe organizar dentro de ellos y con claras normas de participación ciudadana, para que, conforme a doctrina citada, sea organización piramidal, de abajo a arriba la que diga mediante sus debates quienes son sus representantes y no mediante bolígrafo, como antes o como ahora que el dueño presidente del partido, tiene la última palabra sobre a quienes se les da o vende aval del partido. Uribe lo hará, Gaviria ???
ERWIN(18151)27 de marzo de 2023 - 12:45 a. m.
La reforma politica la hundio el gbno .entonces?cual crisis ..eso no era ninguna reforma ..lo mismo,con las mismas .. pensando con el deseo ..que a Petrole vaya mal ..no importa que elpais se hunda ..esperemos a ver ..confiamos en Petro y en su equipo ..ganas de hacer las cosas bien ..nada de triqueñelas,ni nada ..todo por el bienestar de este sufridopueblo ..eso debe bastar ..adelante con el cambio.
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar