23 May 2021 - 3:00 a. m.

CIDH, derechos humanos y crisis

Rodrigo Uprimny

Rodrigo Uprimny

Columnista

Sería desastroso que el presidente Iván Duque niegue la autorización a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que visite el país y evalúe la situación de derechos humanos, porque sería una decisión contradictoria con posiciones previas del Gobierno y perderíamos un mecanismo esencial para desescalar las violencias y lograr una salida democrática a la crisis.

En ocasiones previas, el presidente Duque criticó a otros países que frente a una crisis grave se negaron a recibir a la CIDH. Lo hizo, con toda razón, cuando Nicaragua expulsó al grupo de seguimiento creado por la CIDH. El gobierno Duque apoyó entonces, en junio de 2019 en la OEA, una resolución exigiendo el retorno de ese grupo a Nicaragua. Duque criticó, igualmente con razón, a Maduro por su rechazo de la visita a Venezuela de la CIDH en febrero de 2020. El gobierno Duque fue incluso más lejos: abrió las puertas a que la CIDH viniera a Colombia a recibir quejas sobre la situación venezolana. La CIDH desarrolló entonces su visita a Venezuela pero en Colombia. En Bogotá y Cúcuta, la CIDH se reunió con organizaciones de la sociedad civil venezolana, migrantes y periodistas exiliados. Incluso participaron diputados y periodistas que se desplazaron desde Venezuela, en especial desde Táchira y Zulia.

Comparte: