14 Nov 2021 - 5:35 a. m.

Elecciones en Nicaragua: una broma macabra

En una entrevista, el gran escritor Sergio Ramírez calificó de “broma macabra” las elecciones en Nicaragua. Y tiene razón pues esas elecciones fueron un chiste ya que los opositores fueron perseguidos y el resultado estaba prefabricado: ¿o alguien dudaba que Ortega y su esposa ganarían? Pero ese chiste es macabro pues es un paso más en la destrucción de la joven democracia nicaragüense.

Este proceso empezó con el ascenso a la Presidencia de Daniel Ortega en 2007, lo cual es doloroso e irónico pues Ortega participó en la heroica lucha sandinista contra la dictadura de Somoza, que triunfó en 1979. Debido a sus propios errores y a la agresión de los Estados Unidos en su contra, la revolución sandinista “no trajo la justicia anhelada para los oprimidos ni pudo crear riqueza y desarrollo, pero dejó como su mejor fruto la democracia”, como lo señala Sergio Ramírez en su libro Adiós muchachos, que hace la memoria de esa epopeya sandinista, en la cual él también participó.

Comparte: