Publicidad
29 Aug 2022 - 5:30 a. m.

La reactivación de Venezuela

Después de siete años de recesión y una monumental contracción de su producto del 80 %, Venezuela ha experimentado una recuperación. Las razones de la caída son mixtas: la política económica de Chávez fue desastrosa cuando desmanteló a la estatal petrolera PDVSA y catalogó a todos sus técnicos de enemigos, y la economía fue sujeta a un embargo norteamericano que le dio el golpe de gracia.

Maduro enfrentó la situación emitiendo bolívares sin cesar, causando una hiperinflación que fue mediocontrolada con la dolarización, renunciando a la soberanía monetaria. Aun así, el país tiene una de las inflaciones más altas del mundo: a julio de 2022 es de 137 % anual, pero viene disminuyendo.

El año pasado la economía experimentó una leve recuperación y el crecimiento ha sido de 18 % en el primer semestre de 2022. Eso significa que el producto anual es todavía 24 % de lo que fue antes de la larga recesión. Según El País de España, “el rebote (…) llega producto de la flexibilización de controles cambiarios y de precios, así como del aumento de los precios del petróleo por la invasión rusa de Ucrania”.

Las exportaciones de petróleo han aumentado, pero su producción sigue estancada en 700.000 barriles diarios, cuando en 2008 era de 3,2 millones de barriles. Hoy Colombia produce un poco más de petróleo que Venezuela con 736.000 barriles diarios. Las exportaciones no petroleras venezolanas subieron de US$1.450 millones en 2020 a US$3.540 en 2021, según el boletín Cinco8. En el vecino país, “la diversificación de las exportaciones se ha profundizado y el país ha agregado valor a muchas cadenas de producción”. Entre otros, se cuentan licores, productos de la pesca, oleaginosas, alimentos, manufacturas de aluminio, acero, conductores eléctricos y repuestos automotrices.

El dólar entretanto responde por el 70 % de las transacciones del país y su relación con el bolívar es inestable, debido a la alta inflación.

En estos días, “el Banco Central de Venezuela (BCV) intenta frenar la escalada del dólar a fin de evitar un mayor impacto sobre los precios y la capacidad de compra del salario (...) emitiendo bonos denominados en dólares con tasas de interés del 18 %. La estrategia busca que las empresas, los comercios y las personas utilicen los bolívares que les sobran para comprar bonos en vez de dólares. Desde marzo de este año el Banco Central ofrece bonos llamados Títulos de Cobertura, que mantienen su valor en dólares y además reportan intereses. Esta semana, para hacerlos más atractivos, el BCV aumentó de manera considerable la tasa de interés” (portal Runrun.es).

Fue una estupidez de Duque cerrar la frontera, pero con el reciente restablecimiento de relaciones y la reapertura de todos los accesos es de esperar un aumento de las exportaciones de Colombia al vecino país, como también un flujo en dirección contraria. Sin embargo, estas corrientes serán limitadas por una economía que sufrió políticas equivocadas que se mantuvieron por demasiado tiempo. Los remedios han sido draconianos, pero han comenzado a surtir efecto.

Lo impresionante de la historia reciente de Venezuela es cómo una dirigencia populista y paranoica logra destruir la mayor parte de la capacidad productiva de la sociedad. Esta es sometida además a un bloqueo de Estados Unidos que daña más al pueblo que a su dirigencia, sin que surgieran correctivos por demasiado tiempo.

Agradezco a Ibsen Martínez la información aportada.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.