Publicidad
20 Sep 2022 - 5:30 a. m.

La falta de confianza en la justicia

La semana pasada se hizo pública una encuesta que mostró un alto nivel de desconfianza hacia la administración de justicia; aunque sondeos como ese se han hecho en varias oportunidades con similares conclusiones, esta vez coincide con un aumento de sucesos en los que los particulares deciden hacer justicia por su propia mano, como ocurrió en el municipio de Landázuri, donde una turba linchó a quienes identificó como los asesinos de una familia.

No hay ninguna duda en cuanto al carácter ilícito de ese tipo de reacciones por parte de las víctimas o de la comunidad; salvo las hipótesis en las que su conducta pueda encajar dentro de los requisitos propios de una legítima defensa, quien lesiona o da muerte a un delincuente se convierte él mismo en criminal. ¿Por qué entonces hay quienes reaccionan de esa manera? Una forma de explicar esas reprobables formas de reacción (no de justificarlas) puede ser la presencia de una doble convicción: la de que, si el malhechor no recibe su castigo en ese momento, probablemente consiga evadir la acción de la justicia, y la de que quizás ellos mismos logren evitar ser condenados por su retaliación. En cualquier caso, lo que queda claro es el alto nivel de escepticismo frente al aparato jurisdiccional.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.