La “Cosecha traviesa” de Wálter Silva

El nuevo disco de este artista llanero es un sueño realizado, un regalo personal para el cantante y compositor de joropo, que habla en el lenguaje de quienes se criaron en el campo.

El nuevo disco de este artista llanero es un sueño realizado, un regalo personal para el cantante y compositor de joropo, que habla en el lenguaje de quienes se criaron en el campo.

¿Cómo empezó en la música?

Todos los niños del campo de mi época fueron influenciados por el joropo, pero no todos lo exteriorizamos o lo volvimos una manera de vida. Empezó desde que tuve conocimiento. Además crecí rodeado de músicos campesinos y empíricos totalmente.

¿A qué le canta, a qué le compone?

Le canto al llano, obviamente, a nuestra región. Pero el llano encierra muchísimo: la mujer, las costumbres, la cotidianidad, los oficios, todo se desprende de allá y a veces logra que halla canciones que, utilizando ese lenguaje y ese medio, se hacen universales, como mi más reciente producción, Cosecha traviesa, que está en el lenguaje de quienes saben de labranza, de quienes se criaron en el campo. Es una siembra intermedia con un producto intermedio, desde luego, y es un regalo personal, un regalo que me hago, dándome la oportunidad de llegar al estudio de grabación más grande que tiene el país, Audiovisión Colombia, con un amigo ingeniero de sonido que es uno de los más reconocidos de Latinoamérica, Mauricio Cano. Él tiene una trayectoria muy bella como productor de sonido, tiene cinco premios Grammy Latinos, 15 nominaciones entre latinos y anglo, y está metido en el mundo musical totalmente. Entonces, como propósito personal, me doy a la tarea de meterme a ese estudio y producir un joropo con esa tecnología y esas posibilidades, y el resultado ha sido espléndido y positivo.

¿De qué habla “Cosecha traviesa”?

Son once temas inéditos de mi autoría. Algunos los escribí hace mucho tiempo y otros son recientes. Todos los temas estaban esperando un turno para darse a conocer, para darle la oportunidad al joropo de hacerse en un estudio con toda la tecnología posible.

Al reunir en este disco canciones compuestas hace mucho tiempo y otras recientes, ¿encontró alguna diferencia en usted como compositor?

No cambié mucho. Sigo manteniendo el lenguaje tradicional de nosotros, los llaneros. Yo canto como hablo, con las palabras que uso cotidianamente, y lo que descubrí fue que afiancé algo que he venido haciendo.

¿Por qué vale la pena escuchar joropo?

Porque sigue siendo folclor y es folclor siendo tan humilde y tan sencillo como es. En el momento en el que, por mostrarlo fuera de mi país, lo transforme o le agregue más instrumentos, no estaré haciendo folclor. Desde luego que respeto muchas posturas de joropo que viajan por el mundo y se dan a conocer y hablan del llano, pero muy lejos de la tradición del arpa, el cuatro y las maracas, y un bajo que se incluyó antes, y una guitarra que fue con la que empecé a cantar. La guitarra sigue siendo muy tradicional. Respeto y aplaudo eso, pero no lo hago. Yo sigo haciendo folclor totalmente al natural .

¿Cómo ha cambiado el folclor desde que se inició en la música?

Ha tenido cambios, como que tiene el apoyo de corrientes modernas, pero también se ha mantenido muy sencillo y ha cambiado en el público. Ahora los públicos son muy grandes. Hace apenas unos días canté como invitado especial en el Torneo Internacional del Joropo en Villavicencio, a no menos de 10.000 personas, y es muy gratificante escuchar a todos los asistentes corear canciones como El chino de los mandados o Ya no le camino más, que son canciones que a me dieron a conocer. Eso significa que el joropo mueve una cantidad de público muy diferente a l que movía hace diez años. Al joropo le sirvió mucho la experiencia de los Grammy Latinos.

 

últimas noticias