Publicidad

La CIDH puede ayudar a superar la crisis

07 de junio de 2021 - 03:00 a. m.
La visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) es una excelente oportunidad para bajarle la tensión al país.
La visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) es una excelente oportunidad para bajarle la tensión al país.
Foto: AFP - OSCAR DEL POZO

La visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) es una excelente oportunidad para bajarle la tensión al país. Si el Gobierno Nacional y las autoridades colombianas abandonan el recelo que han mostrado en varias de sus manifestaciones hacia la Comisión y, en general, a la vigilancia internacional de lo que ha ocurrido en el país, estos días de recolección de información y las recomendaciones que vendrán se pueden utilizar para blindar de legitimidad los diálogos que se están adelantando. Sin embargo, si se insiste en imponer una visión parcializada de lo ocurrido, seguiremos dando vueltas en círculos y perderemos una válvula de escape para el estallido social.

Es evidente que al Gobierno le incomoda la llegada de la CIDH. Aunque la vicepresidenta y canciller, Marta Lucía Ramírez, cambió el tono del discurso de la administración de Iván Duque, fue la presión nacional e internacional la que permitió que se adelantara la visita al país. Ese rechazo a una Comisión que en otros contextos ha sido respaldada por Colombia deja entrever uno de los principales retos para superar el paro nacional: que el Gobierno sigue casado con la idea de que todo se trató de un ataque orquestado contra el país.

El problema con esa visión es que invalida los justos reclamos de los manifestantes. Además, genera desconfianza en la investigación de los hechos de abuso de fuerza y violencia policial. El actuar de la Fiscalía y la Procuraduría en varias ocasiones ha parecido estar más preocupado por proteger a la fuerza pública —un fin loable, pero que no les corresponde— que por explicarles a los colombianos qué fue lo que ocurrió. Eso ha roto la confianza de muchas personas en las instituciones y creado un obstáculo para superar el paro.

Por eso, que la CIDH, un órgano respetado e independiente, pueda hacer su labor en el país es una gran noticia. La visita ya llevó a varios anuncios de reforma y avances en investigaciones por parte de las autoridades colombianas. Eso es bueno. Por supuesto que el Gobierno puede y debe contarles su versión de lo ocurrido a los comisionados. Allí yace la importancia de la visita: contrario a lo que algunos extremistas ideológicos dicen, no se trata de un organismo sesgado, sino que viene a escuchar e intentar construir una visión integral de lo que ha pasado.

En un comunicado, la CIDH dijo que “buscará escuchar a las víctimas de violaciones a los derechos humanos y sus familiares para recibir sus testimonios, denuncias y comunicaciones; así como a personas que resultaron afectadas por acciones de violencia en ese contexto”. También hoy se espera una reunión privada con la Fiscalía General, la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría.

Si se aprovecha esta visita y el Gobierno reacciona de manera adecuada a las recomendaciones que vendrán, se podrá avanzar en los diálogos y en bajarle la tensión al país. Hay otras propuestas sobre la mesa, como la creación de un mecanismo de investigación internacional de lo ocurrido, que no se deberían echar en saco rato. Es claro que no podemos pasar la página sin saber exactamente qué ocurrió con todas las personas asesinadas, desaparecidas y víctimas de distintos tipos de violencia.

¡Bienvenida la Comisión al país! Su labor puede ser esencial en un momento tan difícil.

¿Está en desacuerdo con este editorial? Envíe su antieditorial de 500 palabras a elespectadoropinion@gmail.com.

Nota del director. Necesitamos de lectores como usted para seguir haciendo un periodismo independiente y de calidad. Considere adquirir una suscripción digital y apostémosle al poder de la palabra.

 

Jorge(25553)08 de junio de 2021 - 02:31 a. m.
Los derechos humanos son para defender a criminales, vándalos,guerrilleros y todo lo que vaya en contra de la democracia.Si un guerrilleros mataba un soldado no había derechos humanos pero si un militar o policía le daba una patada a un criminal le caía toda la fuerza de los derechos humanos encima patrocinada por el anarquista Iván Cepeda.
Mar(60274)08 de junio de 2021 - 01:28 a. m.
Con solo militarizar las ciudades ya está rompiendo la constitución. Pruebas es lo que hay de los asesinatos, violaciones y abusos de este desgobierno, solo mirar a quién trajo para aleccionar policías y militares.
  • JuanR(72920)08 de junio de 2021 - 03:26 a. m.
    Deja de hablar pendejadas, hombre! Coja oficia! Pongase a cocinar o a hacer algo productivo.
Mar(60274)08 de junio de 2021 - 01:25 a. m.
Estamos igual que en la época de las masacres de los campesinos y de los falsos positivos, solo que es en la ciudad y a manos de la policía y los paramilitares y detrás los banqueros y empresarios ricos, azuzando y negando derechos.
micorriza(d243q)07 de junio de 2021 - 09:49 p. m.
"Por supuesto que el Gobierno puede y debe contarles su versión de lo ocurrido a los comisionados"... que les muestren el video de la auto entrevista en ingles del presidente buque y listo
  • Mar(60274)08 de junio de 2021 - 01:23 a. m.
    Que les muestre mejor la versión de Tola y Maruja.
Lorenzo(2045)07 de junio de 2021 - 08:50 p. m.
Adonde fueres, haz lo que vieres. Aunque el agua es igual en cualquier lugar, el piso que ella acaricia es distinto. La fría sabana cundiboyacese, sus viejas calles y sus modernas avenidas mojadas por la lluvia acaso todavía inspiren a un poeta viejo, y entre los escasos testimonios de arquitectura republicana pueda advertir el fantasma de la Salavarrieta. Colombia sumida en la desmemoria, como...
  • Lorenzo(2045)07 de junio de 2021 - 09:04 p. m.
    ...una anciana senil, despreciada por el afán de millones de adanistas de todas las edades, ya ni siquiera es capaz de diferenciar a sus hijos. Arrinconada por el inmutable fariseísmo de sus hijos mayores -laureanos; a todos ellos, los de pelo canoso, Ella los llama por el mismo nombre- sabe que morirá sola y sin ilusiones, abandonada como Eleanor Rigby, sepultada en el solar del padre Mackenzie.
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar