Un salvavidas a los medios de información

Noticias destacadas de Editorial

Los medios de comunicación veníamos en crisis de ingresos, y con la pandemia esa situación solo ha empeorado. Un país donde los medios locales y nacionales deben cerrar, donde la noticia se convierte en la pérdida de puestos de trabajo y donde hay cada vez menos voces es uno en el que la democracia se ve afectada. La multiplicidad de ojos vigilantes, de personas dedicadas a descubrir la verdad, a hacer periodismo riguroso, a contarles a los colombianos qué está ocurriendo es una garantía de la fortaleza del Estado de derecho y de las promesas de la Constitución. Por eso no puede hablarse de libre acceso a la información cuando son cada vez menos las fuentes que tienen los ciudadanos para consultar.

La pandemia ha dejado en evidencia la importancia de una prensa libre, capaz y con recursos. La desinformación que ha plagado las redes sociales tiene que ser contrarrestada con el ejercicio juicioso de la verificación periodística, de explicar de manera sencilla los temas más complejos de la ciencia. Mientras subía el temor que los colombianos empezaron a sentir por culpa del COVID-19, más importantes se tornaban las voces que servían como difusoras de la realidad, de los cuidados adecuados, de cómo prevenir tragedias. Cuando más se necesitó la información, los periodistas locales y nacionales hicieron un esfuerzo por servir de fuentes creíbles para darles algunas certezas esenciales a las personas. En tiempos de crisis, Colombia puede contar con sus medios.

Paradójicamente, un año que ha demostrado la importancia de la información también ha significado la profundización de la crisis económica de los medios de comunicación. Con la pandemia y la cuarentena, los ingresos por pauta se redujeron. Esto se suma a tendencias de vieja data de reducción en los ingresos para los medios locales y nacionales, que terminan viendo cómo sus finanzas se afectan y tienen que tomar medidas. Allí donde hay menos periodistas, hay menos noticias y menos salvaguardas de la democracia.

Es en ese contexto, y por supuesto reconociendo que somos partes interesadas, que vemos con buenos ojos la propuesta urgente presentada por Cambio Radical. En palabras del senador Richard Aguilar, se trata de un “proyecto de ley que declara la información como un bien esencial de interés público y es obligación del Estado garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a ella de manera permanente”. En términos prácticos, la propuesta es la eliminación del IVA en pauta publicitaria por cuatro años para los “medios de información que durante el año 2020 hayan registrado una disminución en sus ingresos por publicidad, en el caso de los medios nacionales, más del 40 % y en el caso de los medios regionales y locales, 20 %”. También propone utilizar la pauta estatal para dar una línea vital a los medios que están en crisis.

Como dijo Werner Zitzmann, director ejecutivo de AMI, el proyecto “responde a los llamados que se han hecho durante el año en el sentido de entender la importancia de los medios de información para la democracia y la construcción de país, y la necesidad de garantizar su operación reconociendo la situación y la urgencia”. No es una solución a todos los problemas, pero sí sería un gran impulso para fomentar la libertad de información en el país. Invitamos al Gobierno Nacional y a los demás partidos a unirse en impulsar este proyecto.

¿Está en desacuerdo con este editorial? Envíe su antieditorial de 500 palabras a elespectadoropinion@gmail.com.

Nota del director. Necesitamos lectores como usted para seguir haciendo un periodismo independiente y de calidad. Por favor, considere adquirir una suscripción digital y apostémosle al poder de la palabra.

Comparte en redes: