En vivo
Defensa de Enrique Vives apela la medida de aseguramiento en su contra
A esta hora el abogado Álex Fernández, defensor del empresario Enrique Vives, presenta sus argumentos de apelación en contra de la medida de aseguramiento.
A esta hora el abogado Álex Fernández, defensor del empresario Enrique Vives, presenta sus argumentos de apelación en contra de la medida de aseguramiento.
Minimizar
5 Apr 2021 - 5:01 a. m.

El noticiero oficial

Hace pocas semanas comenzó la emisión de RTVC Noticias, el informativo del sistema público de televisión. El proyecto, a cargo de un excelente periodista y mejor persona como Álvaro García, suscita varias reflexiones.

Según se anunció en su lanzamiento, se trata de una nueva opción de análisis, contexto y tono. Se promete calidad, independencia, equilibrio e inclusión de los colombianos de todas las regiones. Es lo que se enseña en las facultades de Periodismo y quisieran realizar los medios serios y tradicionales, pero, el público se obnubila con formatos tipo Fox News. Además, las redes sociales son hoy en día la fuente principal de información y de opinión que atrapa a las masas de manera delirante.

Es claro que un noticiero oficial no logrará cambiar esa realidad ni esas tendencias. Aun si logra los estándares de excelencia que pretende, su impacto en el público será menor; la audiencia veloz y voraz cada vez se atomiza y dispersa más.

Pretender que ahora sí vamos a emular a la BBC, la Televisión Española o la Deutsche Welle es una quimera. Después de casi siete décadas de historia de este medio en Colombia, la televisión pública nunca dejó de ser del gobierno de turno. Ni siquiera cuando existió la Comisión Nacional de Televisión, tan constitucional y autónoma, pero siempre atenta y solícita a las directrices del presidente de la República.

Lamentablemente, la precaria institucionalidad de la televisión pública en Colombia en el ámbito nacional se replica con los mismos vicios en la televisión regional. En provincia —e incluso en Bogotá—, cada cuatro años gobernadores y alcaldes diseñan un novísimo modelo de comunicación —inteligente y creativo— en el que casi nunca están los comunicadores, periodistas y realizadores del gobierno anterior, a menos que sean del mismo grupo político que llega al poder. Es un desperdicio de talento, recursos y acervo creativo.

En poco más de un año finalizará este Gobierno. En el próximo mandato ya habrá otros estrategas y consejeros a los que les parecerá que la televisión pública deber ser así y no asá. Hasta ahí llegará la historia del noticiero del oficial. Ya habrá otro. ¿Es necesario?

@jcgomez_j

Comparte: