Por: Columnista invitado EE

En honor a los Seniors

Por: Juan Manuel Morales Calderón*

Esta semana salió una crónica en la que Phil Mickelson describe cómo fue su debut en el Abierto Británico. Con el carisma que lo caracteriza, el mejor jugador de golf zurdo de la historia recordó cuando era niño y veía por televisión a estrellas como Arnold Palmer, Jack Nicklaus y a uno de sus más grandes ídolos, el español Severiano Ballesteros.

De nada serviría recordar a estas figuras si las organizaciones que rigen el golf no les hubieran dado el lugar que se merecen. El respeto actual de los mejores jugadores del mundo sobre los golfistas retirados demuestra que este deporte es diferente a los demás, pues hay conciencia de que ellos abrieron el camino y gracias a esas glorias del pasado es que hoy ellos compiten.

El PGA Tour Champions es la muestra perfecta de cómo se les debe tratar a los golfistas senior. Las generaciones van cambiando pero cualquier aficionado al golf que ve en un torneo de este circuito a jugadores como Fred Couples, Bernhard Langer o Jay Haas, por nombrar solo algunos, recordará gratamente cuando los veía en televisión hace tres décadas siendo los mejores del mundo.

Pero no hay que ir tan lejos, en Colombia también ha habido grandes figuras que causaron en los jóvenes una gran pasión por el golf, pues como lo he dicho en otras columnas, los primeros ídolos nacen cuando uno los tiene al lado.

Juan Pinzón, Víctor Blanco, Miguel Sala, Alberto Rivadeneira, Diego Correa, Eduardo Herrera, Iván Rengifo, Pablo Durán, Enrique Samper, entre muchos más, fueron jugadores aficionados y profesionales que hoy siguen siendo leyendas del golf colombiano. Fueron ellos quienes con su golf hicieron que en los Abiertos del pasado la gente asistiera los domingos a seguirlos, a apoyarlos y a pedirles que les firmaran una bola o un guante.

La Asociación de Golfistas Senior de Colombia (Asosenior) hace un gran trabajo en el país por preservar y fomentar el deporte en los mayores de 55 años. Sus directivos hacen grandes esfuerzos para que los clubes permitan que sus afiliados jueguen y compitan en todo el país. En el año, Asosenior organiza 18 eventos nacionales y cuatro internacionales, admirable para una organización con más de 900 golfistas que hasta hace dos años contó con el apoyo de Coldeportes.

Enrique ‘Bambuco’ Samper y Armando Puyana fueron sus creadores en 1976 y su objetivo siempre fue que los golfistas compartieran e hicieran del golf un estilo de vida. Esa idea ha sido guardada con responsabilidad por varios presidentes como Efraín Diaz y Jorge Cabrera.

Casualmente, esta semana Colombia ganó en Panamá el campeonato Latinoamericano, segundo de su historia. Pero más allá del triunfo, ver como afrontan este tipo de eventos, sin importar su hándicap, pero siendo conscientes que representan a un país, es algo de admirar. No lo hacen porque haya una bolsa de premios millonaria como en Estados Unidos, simplemente lo hacen por honor, tradición y respeto al deporte que les ha permitido viajar, compartir y conocer gente.

En tiempos de cambios para el golf colombiano, hay que valorar las organizaciones y a los directivos que van en la misma dirección en busca del bien común y no del personal. Asosenior es una de ellas.

*Periodista de golf, corresponsal de Golf Channel en Colombia, director de la Revista Global Golf. 

840306

2019-02-18T06:39:10-05:00

column

2019-02-18T07:45:13-05:00

lmontenegro_1277

none

En honor a los Seniors

22

3496

3518

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado EE

Conexión y dispersión urbana

Estanislao Zuleta, 30 años después

Cartagena después del Hay Festival

Falacias para penalizar el aborto

Reforestar no sirve de mucho