Por: Leonardo Fabio Martínez Pérez

Formación de maestros en condiciones de calidad

La formación de educadores y maestros en condiciones de calidad y excelencia constituye un compromiso central de la Universidad Pedagógica Nacional con la transformación educativa del país. En esa medida, conocer los avances y fortalezas así como las oportunidades de mejora de los procesos académicos y administrativos, ha sido de vital importancia en el reconocimiento propio y en el mejoramiento continuo de nuestra labor.

 El Gobierno Universitario “Dignificar lo Público, Potenciar la Universidad” continuó los trabajos desarrollados por la administración anterior en el proceso de desarrollo y seguimiento al Plan de Mejoramiento entre agosto de 2015 y diciembre de 2018 con el propósito de adelantar las acciones necesarias para renovar la acreditación institucional.

Durante todo el 2018 y hasta junio de 2019, la Universidad consolidó de manera sistemática, la información necesaria para realizar el proceso de autoevaluación institucional, tal como se mencionó en la columna anterior, permitió la construcción de cuatro documentos radicados ante el Consejo Nacional de Acreditación que reflejan nuestro quehacer como Educadora de Educadores.

Dentro de los aspectos considerados en el proceso de autoevaluación, los tres primeros factores se encuentran centrados en el Proyecto Institucional y en los estudiantes y profesores. Estos tópicos permitieron evidenciar la coherencia y pertinencia de la Universidad desde su tradición, sus objetivos, sus logros y sus procesos académicos y administrativos, dando cuenta de la incorporación de la calidad en el cumplimiento de la misión institucional.

La UPN es consecuente con su naturaleza y responsabilidad histórica de contribuir con la educación colombiana, desde la primera infancia hasta la titulación doctoral. La Universidad tiene un claro compromiso con el sostenimiento y cualificación de nuestras actividades misionales para que los profesores puedan fortalecer el aprendizaje de los estudiantes en los distintos niveles.

Todo esto se da con el fin de profundizar en la generación de pensamiento educativo, pedagógico y didáctico de cara a los diversos desafíos sociales de nuestro contexto nacional. Muestra de ello, son los procesos gestados en cada uno de los programas académicos tanto de pregrado como de posgrado, pero también se sustenta en los desarrollos realizados al interior del Instituto Pedagógico Nacional y de la Escuela Maternal, contemplando estos dos últimos una apuesta concreta en materia de educación para primera infancia y en los niveles de básica y media.

Durante los últimos cuatro años, por ejemplo, las diferentes dependencias y unidades académicas han asumido la tarea de crear nuevos currículos, de actualizar y reconfigurar normas y procedimientos, así como de generar planes de estudio que respondan a las demandas y desafíos institucionales, sociales, culturales y políticos del momento.

La Universidad, en su tarea de intervenir en la construcción de lineamientos en educación y en proyectos educativos de la Nación, ha desempeñado un papel importante en la producción de planes que han permitido consolidar ámbitos de trabajo en áreas estratégicas a nivel regional y nacional, que contemplan elementos para la evaluación, rediseño y planteamiento de políticas distritales y nacionales en diferentes campos de acción como en lo cultural y en las acciones de educación inclusiva.

De esta manera, el Proyecto Educativo Institucional está en constante reflexión y orienta acciones para el desarrollo de las funciones misionales de docencia, investigación y proyección social. Estas están encaminadas al fortalecimiento de la comunidad académica, con una directriz eficaz que permite el acceso a la educación superior sin discriminación y promueve alternativas de financiación para facilitar el ingreso a la misma, con estrategias claras y definidas que posibilitan el buen funcionamiento de la Universidad.

Así, los esfuerzos realizados durante los últimos años, garantizan la óptima capacitación de educadores a nivel profesional sin importar su procedencia o condición física, siendo la educación inclusiva una apuesta que ha movilizado la configuración de direcciones y normas de diferente índole.

De igual manera, la generación de estrategias de acompañamiento académico y psicosocial, así como el aumento de estímulos y ayudas (becas, monitorías, movilidad nacional e internacional y reconocimientos a estudiantes de pregrado y posgrado), han aumentado la tasa de retención e impactado positivamente la permanencia y la graduación. La vinculación de estudiantes en los métodos de reforma académica y administrativa, así como la apertura de espacios de constante interlocución, contribuyen a la construcción de una comunidad democrática en donde sus propuestas son reconocidas e involucradas en el desarrollo institucional.

En esta vía, la formación integral de los estudiantes es comprendida como un eje transversal en los programas y proyectos de la Universidad. El desarrollo de sistemas comunicativos, cognitivos, físicos y estéticos permiten una experiencia sensible que amplía las capacidades y habilidades del educador y le brinda herramientas efectivas para la construcción de una convivencia sana consigo mismo y con los demás.

Esta instaura una comprensión de lo público que involucra el respeto por los bienes del Estado, el cumplimento de deberes y el ejercicio responsable de los derechos. En esa medida, se reitera la pertinencia y el compromiso misional de la Universidad Pedagógica Nacional con la formación de maestros en condiciones de calidad y excelencia.

* Rector, Universidad Pedagógica Nacional.

892292

2019-11-22T00:00:38-05:00

column

2019-11-22T00:30:01-05:00

jrincon_1275

none

Formación de maestros en condiciones de calidad

48

5879

5927

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Leonardo Fabio Martínez Pérez

Movilización social sin precedentes