Por: Carolina Botero Cabrera

Fútbol en el espacio público

Durante la fiebre mundialista, que apenas comienza, Caracol causó polémica y desconcierto anunciando acciones civiles y penales contra quienes retransmitieran públicamente partidos(1).

De repente disfrutar del fútbol en el espacio público era privilegio que pasaba por la caja registradora. Jorge Martínez, secretario jurídico de Caracol, defendió la medida en Semana(2) diciendo que buscaban proteger su derecho de autor. La Dirección Nacional de Derecho de Autor reconoció que “no es una facultad de los organismos de radiodifusión impedir que la señal cuya recepción hubiese sido lícita, sea exhibida en lugares públicos tales como tiendas, estadios, parques, etc.”. Un vocero de Caracol, en entrevista radial, matizó que el problema es que la pantalla de una plaza no está directamente conectada sino que depende de una “retransmisión”. ¿Qué? eso me recuerda la fallida Ley Lleras 2 y su polémico artículo de “retransmisión” de señal de TV. Como resultado de esto seguramente muchos mantuvieron sus planes, mientras más de uno fue disuadido.

El Tribunal de Justicia Europeo (2011(3)) dijo que los eventos deportivos, como los juegos de fútbol, no son por sí mismos creaciones intelectuales y por tanto no están protegidos por Derecho de Autor. Ese es el gran escollo del Tratado de “Broadcasting” que se negocia en la OMPI actualmente, ¿cómo discutir derecho de autor sin que exista una obra?

Recientemente (julio 2013(4)) el mismo Tribunal determinó que algunos partidos pueden declararse “de gran importancia para la sociedad” y así los Estados pueden obligar a transmitirlos en abierto, privilegiando el derecho a la información. Inglaterra y Bélgica alegaban que algunos partidos son de interés general y no sólo de habituales seguidores de una televisión pagada y recordaban cómo tradicionalmente habían sido transmitidos en televisión abierta.

Acá, el periodista de Semana sugirió considerar una excepción por “interés nacional”, a lo que Martínez respondió “(n)o podemos volver el interés nacional como una cosa populista. Aquí debe pesar la norma de derechos de autor y conexos”.

Para Brasil 2014 los fanáticos tendrán que recordar los argumentos de quienes pedimos garantías frente a privilegios exclusivos, insistir en que los legítimos intereses comerciales tienen límites.

1. http://www.publimetro.co/opinion/conquistando-lo-inutil/lmkmjp!vMtGqPErEUuMQ/ o http://carloscortes.co/blog/2013/10/10/seor-alcalde-veamos-el-partido-maana-en-la-plaza-de-bolvar

2. http://www.semana.com/deportes/articulo/canal-caracol-prohibe-retransmitir-partidos-seleccion-colombia/360501-3

2. http://curia.europa.eu/jcms/upload/docs/application/pdf/2011-10/cp110102en.pdf

3. http://curia.europa.eu/jcms/upload/docs/application/pdf/2013-07/cp130092en.pdf 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Carolina Botero Cabrera

¡Cuidado con el voto electrónico!