Por: Antonio Casale

Juventud y experiencia, la clave del éxito

Es fácil afirmar que el Boyacá Chicó es un equipo conformado por viejos y experimentados jugadores, y que como casi siempre, los partidos los ganan los jóvenes y los campeonatos los viejos. Éstos últimos fueron los responsables de la victoria del cuadro boyacense.

El aporte de Edigson Velásquez, Chaca Palacios, Víctor Pacheco, Néstor Salazar, Óscar Díaz y Brahman Sinisterra, jugadores que pasaron hace rato la barrera de los treinta, es irrefutable.

Pero resulta que sumados a esta cuota de experimentados fueron titulares recurrentemente jugadores como Alejandro Mahecha  (20 años), Leonardo López (20), Miguel Caneo (25), Edwin Móvil (22), Yohny Ramírez (24) y Marcos Pérez (18). Todos ellos fueron cobijados por sus compañeros mayores, los fueron metiendo de a poco en el colectivo que terminó siendo campeón indiscutible de este torneo. Claro, de haber sido América campeón, tampoco hubiese sido injusto el título para los escarlatas.

La perfecta combinación entre los experimentados y los jóvenes es la clave del éxito del Chicó, porque cuando necesitó velocidad y atrevimiento, encontró en Caneo, Pérez, Mahecha y López a jugadores que supieron responder. Pero cuando necesitó pausa, circulación, liderazgo y orden, fueron los Pacheco, Palacios, Salazar, Velásquez, quienes pusieron su cuota.

Punto aparte merece el logro obtenido por Alberto Gamero, quien lideró al grupo, llenando de motivaciones ya olvidadas a muchos veteranos y poniendo la ilusión en el corazón de los más jóvenes, poniéndolos a funcionar como lo tiene que hacer un campeón, los impulsó a convivir como un verdadero equipo, unió la experiencia con la juventud de una manera seria y alejada de egos y manifestaciones de celos tan propias de las brechas generacionales. Eduardo Pimentel tiene lo suyo, pero a Gamero, no lo olviden por Dios, se graduó de técnico y con honores.

Ojalá este triunfo de Chicó, basado en la perfecta combinación de experiencia con juventud, le sirva a todos los profesionales del país, incluido el periodismo deportivo para que entendamos de una vez por todas, que si nos juntamos experimentados y nuevos, multiplicaremos, porque de lo contrario continuaremos dividiendo, y yo prefiero multiplicar.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Antonio Casale