Por: José Roberto Acosta

La corrupción nos golea

Gol 1. En un peligroso tiro libre, la delantera jurídica del Consorcio Ruta del Sol, conformada por Odebrecht y Grupo Aval, pretende que, con cargo a nuestros impuestos, se les paguen $3,6 billones por cuenta de un negocio que se ganaron con sobornos.

Aunque el soborno fue cometido por Odebrecht, la falta fue pitada a su favor por un árbitro de línea, la Superintendencia de Industria y Comercio. Ahora le corresponde corregir semejante injusticia al Tribunal de Arbitramento convocado entre la nación y ese consorcio, pero presionado por un público compuesto por bancos acreedores que, para salvar los dineros prestados a los constructores, acuden al irregular artículo 20 de la Ley 1882 de este año, alegando su retroactividad para que se les pague, sin importar el origen ilícito del contrato.

Gol 2. Pitaron penalti contra los $45 billones que se destinan anualmente para el Sistema de Seguridad Social en Salud y en el que curiosamente la EPS Medimás inmoviliza al arquero de la nación pagando una multa de $1.800 millones a la Superintendencia de Salud, quien descarta intervenirla para taparle más goles durante los próximos seis meses, permitiendo que Medimás siga usufructuando los $320.000 millones mensuales que enriquecen a sus socios, mientras los usuarios y empleados del sistema ven cómo los agreden en la cancha. Coomeva y Saviasalud también incurren en faltas graves, nos meten goles, y el arquero quieto.

Gol 3. En el desfalco de Reficar buscaron sacarles tarjeta roja a los investigadores de la Contraloría maquillando la contabilidad, mientras la junta de Ecopetrol se tira el suelo, al mejor estilo teatrero de Neymar, para zafarse de su responsabilidad en este billonario detrimento del patrimonio público.

Gol 4. Para evitar la expulsión de la junta directiva del Banco Agrario, por el irregular crédito a Navelena-Odebrecht, pusieron a jugar a Cormagdalena, quien puso el dinero con cargo al bolsillo de los colombianos, despistando a quienes seguían el caso.

Y vienen más goles: ¿subirán impuestos a los trabajadores por cuenta de la improvisada promesa de bajárselos a las empresas? ¿Eliminarán el salario mínimo como piso de remuneración? ¿Utilizarán fracking en explotación petrolera? Desgraciadamente no tenemos árbitros imparciales ni un VAR que nos salve de tanta jugada perversa, como sí sucedió con el falso penalti en el partido contra Senegal.

@jrobertoacosta1 / jrobertoacostaopinion@gmail.com

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de José Roberto Acosta

Carrasquilla violó regla fiscal

El suicidio tributario de Duque

El retiro de Carrasquilla

Los que ganan con Medimás

Victimarios de cuello blanco