Por: Leonardo Fabio Martínez Pérez

La Educadora de Educadores afianza su compromiso con la calidad académica

A vísperas de cumplir seis décadas dedicadas a la formación de maestros en Colombia, la Universidad Pedagógica Nacional emprendió a finales del 2014 la tarea ejemplar de afianzar la excelencia académica como uno de sus baluartes y compromisos institucionales. Fue así como se organizó el grupo de aseguramiento de la calidad, el comité institucional de autoevaluación y un equipo de profesores de las distintas facultades concentrado en concretar la autoevaluación institucional para obtener la acreditación de alta calidad. 

El profesor Adolfo León Atehortúa, rector de aquel entonces, asumió personalmente el liderazgo de todo el proceso de autoevaluación y retomó la experiencia que traía la institución en el tema, especialmente, el informe emitido en noviembre del 2013 por los pares amigos Pedro Antonio Prieto y Carl Langebaek, a través del cual destacaron varios logros institucionales e identificaron aspectos que la Universidad debía mejorar y consolidar. Esto, sumado al juicioso cumplimiento de los lineamientos del Consejo Nacional de Acreditación (CNA), permitió consolidar el informe de autoevaluación que valoró 210 fuentes documentales, 75 fuentes estadísticas, y 68 indicadores recogidos por instrumentos que dieron cuenta de la percepción de la comunidad universitaria acerca del estado académico y administrativo de la Universidad. Fruto de este trabajo se recibió la visita de pares académicos a finales del 2015, quienes produjeron un concepto académico ampliamente satisfactorio frente a la labor misional adelantada por la Universidad y constituyó el principal referente del Ministerio para otorgar en agosto de 2016 la acreditación institucional por 4 años. 

La acreditación representa un reconocimiento del Estado colombiano a las fortalezas de la Pedagógica en la calidad de sus profesores, procesos académicos, generación de conocimiento educativo, internacionalización, responsable gestión administrativa y financiera y adecuada infraestructura física y tecnológica. Además, pone de presente el desafío permanente de mejorar la calidad a través del seguimiento al plan de mejoramiento. 

El desafío de obtener mejores niveles de calidad constituye una cultura institucional en la Pedagógica que en el último año se ha fortalecido y ha continuado con la producción del informe de autoevaluación institucional para renovar la acreditación, el cual evidencia los grandes avances que ha tenido la universidad en los últimos cuatro años y que dejan claro que se tienen todas las condiciones para afianzar este merecido reconocimiento. 

Cabe destacar que todos los programas de pregrado de la Universidad que pueden acreditarse cuentan con este reconocimiento de alta calidad. Contamos con el Doctorado Interinstitucional en Educación de más alta calidad del país, con una acreditación de 10 años. De igual manera, el 40% de programas de posgrado tiene acreditación de alta calidad. 

En el Modelo de Indicadores de Desempeño de la Educación Superior (MIDE), la Pedagógica en su enfoque de universidad especializada, se ha destacado ocupando los primeros lugares desde la creación de dicho modelo (año 2015), y en el 2017 se hizo visible al ocupar la segunda posición en investigación, tercera en docencia, y quinta en entorno. Fuimos reconocidos en el 2018 en la noche de los mejores como una de las dos universidades públicas que más ha trabajado por la inclusión. 

El ejercicio de la UPN en asesorías de diferente índole a instituciones públicas y privadas es sobresaliente, alcanzando un buen registro en temas tan diversos como importantes: políticas educativas, educación en la primera infancia, educación formal, proyectos culturales, inclusión, historia del conflicto, enseñanza para la paz, por destacar los más relevantes.

La conformación de grupos de investigación ha crecido en los últimos años, contando en la actualidad con un total de 71 grupos registrados, de los cuales 49 se encuentran categorizados ante Colciencias y 7 reconocidos. Este incremento notable resulta relevante en la formación inicial de profesores, en tanto se acercan a un contexto de investigación formativa en la cual amplían su imaginario sobre la labor docente, y contribuye con la producción de conocimiento especializado que permite transformar los procesos educativos en diferentes contextos y campos del saber.

La flexibilidad, la interdisciplinariedad y la integralidad son características académicas que en la UPN hacen presencia en lo pedagógico y lo didáctico y no solo posibilitan la investigación, la producción del conocimiento y su difusión, sino que auspician la conciencia de lo público, la diversidad, la identidad y el desarrollo de la nación. Uno de los compromisos derivados es el de contribuir con la formulación y el desarrollo de políticas públicas en educación, pero siempre desde la interacción con las comunidades y la sociedad. 

Al finalizar este año la ejecución de nuestro actual plan de desarrollo denominado Una universidad comprometida con la formación de maestros para una Colombia en paz, en donde la autoevaluación institucional fue concebida como una de las principales actividades, estaremos listos para continuar enfrentando los desafíos del presente y el futuro en materia de calidad educativa, con compromiso y responsabilidad social. 

* Rector, Universidad Pedagógica Nacional.

869364

2019-07-05T02:00:00-05:00

column

2019-07-05T02:00:01-05:00

jrincon_1275

none

La Educadora de Educadores afianza su compromiso con la calidad académica

75

6520

6595

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Leonardo Fabio Martínez Pérez

La paz, un derecho irrenunciable

La Amazonía, en peligro inminente

Defendamos la vida de los pueblos indígenas

Regalías para qué y para quién