Por: Luis Carlos Vélez

La guerra interna dentro del Ejército

Por primera vez desde que empezaron los recientes escándalos de corrupción en el Ejército, apareció un militar activo que dio la cara para contar lo que, según él, está pasando en las Fuerzas Militares. Se trata de Julio César Ramírez, coronel del Ejército, quien en entrevista extensa este viernes en La FM reveló detalles de lo que es una punzante guerra interna dentro de su institución.

Según Ramírez, las recientes denuncias sobre corrupción en el Ejército hacen parte de una “pelea del general Mejía contra todo el que llegue a la cúpula y no sea de su línea”; el uniformado, que hasta ahora es el primero que en medio de este escándalo se identifica plenamente, sostiene que “no se trata de escándalos aislados sino de todo un plan para desprestigiar a la cúpula actual y debilitar la fuerza”. En su diálogo con la emisora, el uniformado sostuvo que “quien no sea de la línea de Mejía puede tener consecuencias”, ya que el excomandante de las Fuerzas Militares y hoy en día embajador de Colombia en Australia “quiere tapar casos de corrupción dentro del Ejército”. “Esto es un ataque al general Nicacio Martínez, ya que lo quieren sacar de la institución”, sentenció.

Sus declaraciones ocurren una semana después de que la revista Semana publicó un extenso artículo con fuentes que pidieron ser protegidas, pero que entregaron audios y videos evidenciando casos puntuales de corrupción dentro de las Fuerzas Armadas. Es precisamente en una de esas pruebas en que aparece Ramírez sin ser identificado.

Tras la entrevista, el general Mejía envió a La FM una carta en la que asegura que en el 2017 apareció un anónimo en el que se hacían varias acusaciones en su contra, pero que tras investigación de los entes de control no se identificó ningún tipo de mal comportamiento, y expresó su “apoyo irrestricto al Gobierno Nacional, al mando institucional y las Fuerzas Militares de Colombia”.

Como evidencia, el general Mejía dice en su misiva que las acusaciones en su contra son de vieja data y se incrementaron en el 2017, momento en que se disponía a ascender como comandante de las Fuerzas Militares. Algo que se repite ahora contra el general Martínez, que enfrenta duras acusaciones en el marco de su ascenso.

Así las cosas, queda claro que en el Ejército hay una estrategia sistemática de desprestigiar a aquel que despunte como nuevo comandante y que se está volviendo costumbre desatar una guerra de intrigas para ahogar al candidato con más opciones en el momento de una sucesión. Las Fuerzas Armadas de nuestra nación no son ajenas al viejo adagio que indica que no hay nada peor que ser identificado como el supuesto sucesor, ya que todos los demás aspirantes harán todo lo posible por despedazarte. Lo grave es que aquellos que participan en estas peleas le hacen un daño severo a la institución.

Con esto no estoy bajándoles el tono a las denuncias; estos hechos, que aparentemente son aislados y no representan a todos los que hacen parte de nuestras fuerzas, deben ser denunciados y procesados. Pero deja mucho que desear que salgan a la luz únicamente cuando hay ascensos de por medio.

A esto se suma que es innegable que las Fuerzas Armadas están pasando por un momento severo de transformación ideológica, rompiendo la institución en dos bandos: los de la paz de la época Santos, encabezados por Mejía, y los de la mano dura actual de Duque, encabezados por Martínez. Mal. Luego de años en los que el discurso fue el de prepararnos para un Ejército para la paz, nos estamos dando cuenta de que la guerrilla no está muerta; la semana pasada hubo otra emboscada que dejó al menos dos militares muertos a manos presuntamente de disidencias de las Farc, estamos inundados de coca de capos mexicanos y el Eln está amangualado con Venezuela. Eso suena a todo menos a momentos de tranquilidad para que el Ejército esté matándose internamente. Es tiempo de corregir y ponernos en lo que estamos. El país no se puede dar el lujo de este tipo de novelas.

870955

2019-07-15T03:30:00-05:00

column

2019-07-15T05:54:52-05:00

[email protected]

none

La guerra interna dentro del Ejército

38

4178

4216

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Carlos Vélez

El enemigo del pueblo

El presidente encunetado