Por: Yohir Akerman

La novena silla

El nuevo magistrado de la Corte Constitucional será electo el próximo miércoles 30 de agosto, luego de una audiencia en el Senado en el que se escucharán a los tres candidatos, Judith Bernal de Valdivieso, Jhon Jairo Morales Alzate y José Fernando Reyes Cuartas.

El Congreso tiene la palabra en esta elección. Y cuando eso pasa generalmente se siente el mal aliento de la votación desde lejos.

Como lo registró Noticias Uno, el subsecretario del Senado, Saúl Cruz, que fue sancionado por la Procuraduría por mentirle al país sobre el incidente con uno de los camarógrafos de ese noticiero, estaría haciendo lobby a través de su colaboradora, Piedad Martínez, a favor de uno de los candidatos de la terna: José Fernando Reyes Cuartas. (Ver El lobby continúa)

Eso ya es preocupante, pero no es lo peor.

Reyes Cuartas estaría siendo apoyado por los exmagistrados José Leonidas Bustos Martínez y Francisco Javier Ricaurte Gómez vinculados al escándalo que reveló la Fiscalía por los audios que le habría entregado Alejandro Lyons, sobre supuestas maniobras de los magistrados para obtener dinero a cambio de gestionar la preclusión de las investigaciones contra los senadores Hernán Andrade, Luis Alfredo Ramos y Musa Besayle.

Según la información del renovado canal, Bustos, antes de que estallara el escándalo que lo tiene en problemas jurídicos, estaba haciendo campaña en el Congreso a favor de Reyes Cuartas para la Corte Constitucional.

Pero donde se mete una mano sucia de Bustos también se encuentra una mano aceitada de Ricaurte.

Según las fuentes, la persona que promovió a Reyes Cuartas para que la Corte Suprema lo ternara, fue el actual magistrado Rigoberto Echeverry, quien fue a la misma universidad de Reyes: La de Caldas. (Ver Hoja de vida)

Echeverry fue apoyado por el exmagistrado Francisco Ricaurte para llegar a la Corte Suprema y luego en el famoso “yo te elijo, tu me eliges”, Echeverry junto a otros magistrados eligieron a Ricaurte en el Consejo Superior de la Judicatura. (Ver Foto de El Universal)

Pero no para ahí el oscuro alcance de este candidato. Fuentes le confirmaron al periodista Santiago Ángel que fuera del apoyo del sancionado subsecretario del Senado y de los investigados exmagistrados, Reyes Cuartas también estaría siendo impulsado por el actual magistrado de la Corte Constitucional, Alberto Rojas Ríos, por una motivación muy peculiar.

Rojas Ríos fue electo magistrado de la Corte en 2013 en medio de un delicado escándalo sobre una supuesta indemnización con la que se habría quedado de una viuda que él representaba. (Ver La víctima de Rojas Ríos)

El prontuario de Rojas Ríos no termina ahí.

La Red de Veedurías, en cabeza de Pablo Bustos, tramitó una demanda ante el Consejo de Estado contra la elección de Rojas Ríos, argumentando que la elección en esa corte había tenido un vicio de procedimiento que tenía que ver con que los magistrados no respetaron la confidencialidad del voto que es norma para la elección. (Ver Demanda en contra de Rojas Ríos)

Conjueces del Consejo de Estado encontraron todos los méritos para retirarlo del cargo en junio de 2014, frente a lo cual Rojas Ríos en una pirueta jurídica impugnó la decisión y logró que fuera reintegrado en el 2015. (Ver Reintegro)

La Red de Veeduría insistió ante la Corte Constitucional que escogió la demanda y el tema quedó en manos de los propios compañeros de Rojas Ríos que tienen que decidir sobre su continuidad en la entidad.

La intención de Rojas Ríos parecería ser que Reyes Cuartas ocupe la novena silla para asegurar su voto en el posible escenario de que los magistrados sean los encargados de ponerle punto final a su situación. Hoy por ti y mañana por mí.

@yohirakerman

[email protected]

Nota del director: Luego de publicada esta columna recibimos esta comunicación del señor José Fernando Reyes Cuartas. Yohir Akerman se sumó a la rectificación y pidió disculpas

Buscar columnista

Últimas Columnas de Yohir Akerman