Por: Hernán Peláez Restrepo

La r...

Así es el fútbol del momento. Después de ver, vibrar y degustar los dos juegos que en Europa clasificaron a dos equipos ingleses a la final de la Liga de Campeones, lo cual resultó ser un gran regalo para todos, es bueno precisar aquello de “nadie es profeta en su tierra”. Un alemán, Kloop, y un argentino, Pochettino, tendrán la posibilidad de levantar la copa, siendo extranjeros.

En Colombia, cuando comienzan las finales, hay tres técnicos extranjeros (Comesaña, Autuori y Pusineri) y cinco colombianos. Por supuesto que Jorge Luis Pinto resulta el más experimentado y depositario del favoritismo de Millonarios por la campaña de este año. Alberto Gamero, por su larga trayectoria, debe estar cerca en los pronósticos.

La r de hoy está referida a la remontada en juegos, la revolución en el estilo de juego y ante todo en las ganas de salir a ganar. La r de remodelación queda para Independiente Santa Fe y en el caso de Júnior, en la recapacitación de los mismos jugadores, que por extraña razón dejaron de lado los buenos modales.

A nuestros jugadores les falta la fortaleza espiritual. El caso de Luis Díaz es el reflejo de lo que digo. Mientras estaba tranquilo, sin pensar en los embelecos de una transferencia internacional, era el mejor extremo izquierdo. Bastó que comenzaran los cantos de sirena para que fuera quedando en producción y las cifras mencionadas de su posible venta al exterior lo alejaron de la realidad. Es preciso que no se aleje de su sueño, pero alguien cercano debe “aterrizarlo” y es ahora cuando él y sus compañeros deben reaccionar.

Pasto, América, Unión, Nacional, Cali, Júnior, América y Millonarios tienen la obligación de jugar con ganas, de no desfallecer, de dejar todo en el campo y ojalá de lado las marrullerías y las camillas. Pueden perder o ganar, porque esto es lo conocido. Lo que no pueden archivar es la entrega, la honestidad para pelear los puntos.

Dos goleadores extranjeros: Dinenno y Aristeguieta, bregarán a buscar un lugar cercano a Germán Cano, que llegó a 21 goles con el Medellín, que, de paso, lamenta tener un goleador y no un equipo.

860102

2019-05-11T21:00:00-05:00

column

2019-05-11T21:00:01-05:00

[email protected]

none

La r...

7

2219

2226

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo

Qué pasa

Siempre que llovió...

El caso James

Dos caras

Ilusiones