La visa de Molano

Nosotros, representantes de la vida académica norteamericana y colombiana, reunidos en la Universidad de Virginia, en Charlottesville, Virginia, en el XVI Congreso de la Asociación de Colombianistas, del 4 al 7 de agosto de 2009, expresamos nuestra protesta ante la exclusión de nuestro colega Alfredo Molano, quien fuera el invitado de honor de este evento.

Inexplicables procesos dilatorios en la Embajada de Estados Unidos en Bogotá, Colombia, y en el Departamento de Estado, en Washington, D. C., impidieron la presencia de Alfredo Molano en el Congreso al no serle otorgada la visa para entrar al país. El señor Molano es un intelectual con una reputación internacional. Uno de sus muchos libros ha sido traducido al inglés y publicado en Estados Unidos. Ha viajado varias veces este país. Fue profesor visitante en Stanford University, John. S. Knight Fellow, y ha sido conferencista en la University of Chicago, la University of Wisconsin-Madison y en otras instituciones académicas.

Alfredo Molano fue a renovar la visa a la Embajada en Bogotá en mayo y en octubre de 2007, y a raíz de la invitación de la Asociación de Colombianistas, acudió dos veces más en julio de este año. Fue llamado a regresar a la Embajada el pasado miércoles, 5 de agosto, ya cuando no era posible asistir al Congreso y fue sometido a un intenso interrogatorio. Hasta la fecha la visa no le ha sido expedida.

Expresamos nuestra sentida protesta por esta práctica de impedir la entrada oportuna de intelectuales a Estados Unidos. Consideramos que el abierto intercambio de ideas es el fundamento mismo de nuestra labor académica y de la libertad de expresión que se debe respetar y defender en nuestros países.

Herbert Tico Braun,  University of Virginia. María Mercedes Jaramillo, Fitchburg State College, y demás asistentes al XVI Congreso de la Asociación de Colombianistas. Charlottesville, VA.

Desde Brasil

Las bases militares estadounidenses en Colombia me hacen sentir más seguro. No creo que su país tenga alguna mala intención con América del Sur y, por cierto, el presidente Lula debería estar más preocupado con Hugo Chávez, un señor que tiene adelante de sí sólo su voluntad, en tanto países como Colombia y Estados Unidos (y Brasil también) tienen Congreso, para activar eventuales (e improbables) acciones militares.

En cuanto a Brasil, no se engañen, Hugo Chávez puede parecer en ocasiones muy cercano a Lula, pero no lo es, tanto que, según análisis de revistas brasileñas, Brasil tiene que hacer más gastos militares porque Venezuela los estaba haciendo.

Pero Argentina y Perú, por ejemplo, no nos preocupan, ¿por qué? Son países con Congreso…

Gilberto Mertins. Porto Alegre, Brasil.

Envíe sus cartas a [email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Lectores opinan

La cofradía del santo reproche

No entiendo por qué no entienden

Al oído de los conjueces

De igualdades y discriminaciones

De Julio Londoño sobre una columna