Por: Claudia Morales

Las mujeres en el periodismo colombiano

Quiero enfocar en primer plano a las periodistas que admiro con un objetivo: demostrar que a través de ellas es posible encontrar buen periodismo.

Mi lista es subjetiva y no pretende elaborar elogios políticamente correctos. Creo en la construcción de sociedad que hacen a través de sus trabajos y en su lucha por marcar una huella de buen oficio. Por espacio no puedo mencionar a todas las que quisiera, y quedan por fuera colegas valerosas que no conozco y que con seguridad merecen grandes reconocimientos.

Martha Isabel Cifuentes es periodista de la emisora Violeta Stereo en Yopal. Gracias a ella conocimos en detalle la crisis por falta de agua potable en la capital de Casanare, la pésima administración del exalcalde Wilman Celemín y los desastres del recién destituido alias John Calzones.

Ana María Ferrer, directora de El Pilón en Valledupar. Desde que dirige el periódico ha batallado contra políticos, religiosos, empresarios y otras fuerzas, y ha logrado mantener una posición independiente. Vale la pena leer El Pilón porque ahora sí encontramos los temas que antes estaban vetados.

Gloria Castrillón es la directora de Colombia2020 de El Espectador. Con un grupo pequeño de reporteros nos está mostrando cómo se relaciona con el posconflicto ese país rural ignorado por la sociedad y el Estado.

Diana Durán, editora judicial de El Espectador y tal vez la colega más joven en ocupar ese cargo. Usen sus buscadores de noticias para que vean que les ha metido el diente a los grandes escándalos de este país.

Juanita León, Laura Ardila y Karen Duque, directora de La Silla Vacía, editora de La Silla Caribe y periodista de ese portal, respectivamente. Están unidas por un mismo fin, hacer permanente un periodismo incisivo, incómodo incluso con los colegas, y muy presente en las regiones.

Johana Fuentes, Paula Bolívar y Laura Palomino son tres periodistas jóvenes que oigo con frecuencia en La W y que hacen un trabajo disciplinado de denuncia. Gracias a ellas se destaparon ollas inmundas como el robo de dinero en Córdoba, el Meta y el Quindío.

Yolanda Ruiz y María Elvira Samper, directora y comentarista de RCN Radio, hacen parte de un medio tradicional que da la pelea por la decencia y se nota en su producto final.

Mabel Lara, periodista de Noticias Uno y de Caracol Radio, es impecable en todo, sus palabras, sus intervenciones, su figura.

Las hermanas Natalia y Carolina Guerrero me producen una fascinación absoluta. A Natalia la pueden leer en BBC Mundo y algunas veces en Bakánica y Bocas. Y Carolina dirige Radio Ambulante, un podcast que a través del infinito universo del audio nos cuenta crónicas de toda Latinoamérica.

Paola Guevara en El País de Cali y María Paulina Ortiz en El Tiempo tratan los temas de cultura con tanta riqueza y hermosura que cada texto es un verdadero goce.

Dejo de última en la lista a una colega que es mi amiga y frente a ella pesa un sentimiento de amor infinito, pero más de respeto y admiración. Ana Cristina Restrepo, a quien pueden oír en Blu Radio Medellín y leer en El Colombiano y El Espectador. Íntegra, así la resumo.

Cuando sientan que el periodismo no tiene remedio y que odian a los medios, busquen a estas periodistas. Es posible que no compartan unánimemente mis apreciaciones, pero al menos hagan el esfuerzo de oírlas o leerlas. Ellas le dan brillo a mi gremio. (Le debo una columna a los buenos hombres periodistas).

*Periodista.

@ClaMoralesM

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Claudia Morales

¿Seremos capaces de evitar la catástrofe?

Larga vida a los borrachos

El “montaje” de los refugiados venezolanos

Los libros sí pueden cambiar su mundo

Avianca