Lo más útil de CoronApp para el INS es otra cosa, es Sivigila

Noticias destacadas de Opinión

En el debate político que hizo la Comisión Primera de la Cámara a CoronApp sirvió sobre todo para saber cómo los datos del “reporte de síntomas” aportan al Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública (Sivigila). Sobre su utilidad concreta e impacto en las personas usuarias de la aplicación, no se dijo mucho.

Esta vez hablaré del reporte de síntomas porque ya hablé del rastreo digital de contactos y en este tema también el Consejero Económico y de Transformación Digital, Víctor Muñoz, y la Directora del Instituto Nacional de Salud (INS), la doctora Marta Ospina, son los que están a cargo. Muñoz y Ospina resaltaron en sus intervenciones cómo CoronApp sirve para que las personas reporten su estado de salud, contribuyendo a la localización del virus. Ospina nos indicó que esto es una modalidad de “vigilancia participativa” que invita a la cooperación y debe ser voluntaria.

Nos dijeron que los datos que se recogen están en cabeza de INS y pasan a Sivigila como una capa de información donde se usan para ubicar focos de contagio y aportar así en la toma de decisiones. Una vez finalizada la emergencia los datos se borrarán y quedarán anonimizados. La experiencia de la directora genera confianza.

Ospina informó que Colombia es un referente regional en materia de vigilancia epidemiológica, tiene una capacidad instalada de cinco mil rastreadores manuales, detectives que en el terreno identifican las personas que estuvieron cerca de los casos positivos para testearlos y aislarlos. Esta capacidad sube hasta diecisiete mil cuando hay emergencias con enfermedades altamente contagiosas. Dice que esto no es suficiente frente al COVID-19 y por eso buscan el apoyo de la tecnología. Ella se entusiasma cuando explica una nueva aplicación, CoronApp Pro que será para los rastreadores profesionales. Servirá para agilizar el diligenciamiento de los formatos que deben llenar y su procesamiento. Esta aplicación está lista, dijo, pero no se había lanzado.

También describió cómo esa capa de datos que salen de CoronApp sirvió en Amazonas. En Leticia, 2.500 personas que usaban CoronApp, dijo, marcaron una diferencia para identificar los sitios de muestreo, es decir, decidir dónde usar recursos para buscar y aislar a los casos positivos. En Cartagena dijo que también la usan. Ospina aseguró que publicarán datos de estos casos en un futuro próximo y estamos atentos a revisarlos pues la crítica que hizo Ángela Robledo tan solo en tema de conectividad en Leticia, abre varias preguntas.

En todo caso, lo que me quedó claro del debate es que Sivigila es un sistema de información clave en la estrategia de vigilancia del COVID-19, que está muy asentado y reconocido. De hecho, valdría la pena conocer cuáles son las capas de información que alimentan Sivigila y que nos expliquen las políticas que lo guían. Pero hay que dejar en claro que el debate no era sobre Sivigila, sino sobre CoronApp.

Entonces, los datos del reporte de síntomas de CoronApp forman una capa de información de Sivigila. Son datos de autodiagnóstico que, como dice la propia Ospina, son importantes porque es una forma de involucrar a las personas, de darles responsabilidad y ver cosas que no se ven con datos oficiales. Pero así mismo las expectativas son moderadas, dependen de la confianza que se genere con las personas y servirá sobre todo en las próximas epidemias, sugirió Ospina. Tiene sentido, se necesita tiempo. Piensen tan solo en la calidad de esta información que es entregada por personas asustadas o directamente hipocondríacas, tenemos que aprender a hacerlo. En salud se les reconoce utilidad a estas estrategias participativas (con las personas) pero depende de lo que se esté buscando -también lo dijo Ospina-. Por eso tampoco me sorprende que su entusiasmo esté en CoronApp Pro -la que diseñaron para los rastreadores., esos datos sí los necesitan siempre que estén buscando contener el contagio y, ¡los requieren pronto! Sin embargo, ese desarrollo está listo pero no andando.

Sobre el reporte de síntomas quedaron pendiente las respuestas que se derivan de la pregunta ¿qué pasa con las personas que usan la aplicación, las que reportan síntomas y hacen el autodiagnóstico? De 9 millones de personas que dicen que la han descargado la usan unos 5 millones. ¿Qué significa que la usan?, es decir, ¿lo hacen diariamente, semanalmente, una vez al mes o hicieron el autodiagnóstico y se olvidaron del tema?, ¿cuántas lo hacen voluntariamente y cuántas obligadas por otro -como su empleador-?, ¿cuántas de estas personas presentaban síntomas?, ¿cuántas fueron atendidas sin acudir a hospitales?, ¿a cuántas se testeó por COVID-19?, ¿cuántos casos positivos se identificaron porque usaron CoronApp para reportar los síntomas?, ¿qué sucede con estos datos cuando no van a Sivigila sino a atender gente con nombre y apellido?

Como mínimo, insisto, se requiere imprimir transparencia a CoronApp incluyendo datos sobre la efectividad e impacto en cada funcionalidad. Además, aunque me parece genial la idea detrás de CoronApp Pro vale la pena pensar dos veces si esa aplicación sería un gran error.

En una conversación con Zulma Cucunubá, sobre uso responsable de tecnología en la pandemia, se planteó que combinar tecnologías con el fin de que la información nunca esté simultáneamente en poder de nadie es interesante. Que la salud pública sin tener toda la información debe poder usar varias herramientas que entre ellas no están conectadas, pero le sirven para hacer relaciones. Al final decía ella “en salud pública no queremos tener datos de las personas sino poder encontrarlas y avisarles”,

Con eso en mente, es un modelo más consistente el de capas de datos, como Sivigila controladas por los expertos en salud pública. Desconfío más de sistemas centralizados para recoger todos los datos que se les ocurra como CoronApp en Colombia, que suma y suma funcionalidades.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.